Desde mi nube y con gafitas

“Érase una vez un Ángel que del Cielo quiso bajar a la Tierra para experimentar lo que era ser humano. Adoptó la forma de mujer. Sólo bajó con lo puesto… unas preciosas gafitas que Dios le había regalado y una nube pequeña, desde donde miraba cada día todo lo que sucedía entre el Cielo y la Tierra. Sólo a través de esas gafitas podía ver nítidamente el mundo y a las personas que vivían en él. Sin ellas se sentía desorientada, perdida, pues todo se volvía invisible e incluso ella misma, ya que ni siquiera podía percibir su propio cuerpo. Esta historia está contada por ese ángel que, a través de la narración de sus peculiares observaciones, intenta representar el mundo que ve.”

Un día agarré mi media nube y mis gafitas (esas que Dios me ha dado) y fui a vivir a un lugar indeterminado entre la metáfora y el surrealismo. Desde entonces, estoy pagando la hipoteca con poemas, cuentos, relatos, novelas, dibujos, pinturas, fotografías… ¡canela fina! y otras especias.

Poco a poco o mucho a mucho, dependiendo del día, estado de ánimo y condiciones atmosféricas, suministraré género del bueno, fabricado a mano, con amor, humor y pasión.

Porque te quiero. Porque todo lo que hago es pensando en ti y con el corazón… de la única forma que sé vivir. Y estoy en ello, dispuesta a seguir haciéndolo con muchas ganas, para que tú lo puedas disfrutar. Ojalá sea así.

30 may. 2015

GRACIAS, OTRA VEZ

Hoy, quise aterrizar con mi nube sobre estos campos y pasear entre las flores, para poder disfrutar de su belleza y del olor a tierra mojada, después de la fuerte tormenta que tuvo lugar por la tarde.

A veces, me gusta bajar de ella y contemplar de cerca el paisaje, los animales, a los niños felices… Soy afortunada por poder ir subida sobre su lomo, a cualquier parte adonde vaya mi pensamiento y adonde me lleve el corazón.

Más tarde, a última hora, he regresado para descansar una noche más en la seguridad y tranquilidad que me brinda, esta pequeña y revoltosa nube, alejada del bullicio, desde la que cada día puedo dirigirme a vosotros y enviaros mis mensajes y expresiones de afecto.

Gracias por estar ahí, siempre, cada vez que miro. Me siento enormemente feliz al veros. Sois la mejor compañía. Os deseo mucha salud y felicidad. 

Ángel C. T. 

Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

29 may. 2015

LA CULPA

Aliviar el peso de la culpa,
sobre su alma, cargada,
quisiera,
para poder viajar ligero,
alrededor de su soledad
y mirar a los ojos
de los que ama.

Por un resquicio de su puerta
la luz espera entrar
e invadirlo todo de claridad,
si él la dejara pasar…
pero no la deja.

No quiere hurgar
en lugares incómodos,
donde los recuerdos
se amontonen, desordenados,
dentro de ese desván
de la conciencia
tartamuda…

Cuánto desearía
ser capaz de limpiar
las telarañas tejidas
alrededor de los álbumes
de fotografías personales.

Tal vez algún cuento,
apareciera,
como por encanto,
recordándole la pureza
de aquél niño
que dejó de verlo idealizado,
bajo una alfombrilla vieja
o un sonajero en mal estado.

Maldito pasado,
cómo husmea,
carente de escrúpulos
y sentimientos,
sin cejar en su empeño,
conminándole a entrar
en esa fría estancia,
oscura, vieja y húmeda.

Aliado con el miedo,
terribles, feroces, impíos, ambos.
Y él que, autoindulgente,
con los años,
ha aprendido a serlo, 
se sacude la vestimenta,
con cierta indolencia.

Su piel se ha vuelto dura
y resistente
o demasiado sensible,
y quizá por eso…

Decide que no le gusta ese cuarto
y no quiere entrar
y no entra.
Pasa de largo.

Qué alivio,
ya es la hora de la cena.
Y luego, puntual,
viene Morfeo… y le lleva.

Nunca recuerda sus sueños
ni tampoco lo desea,
como la cara
de ese niño
que cada día le mira...
desde el espejo.

Ángel C. T. © 

26 may. 2015

INSTANTES FUGACES

Un aliento tras otro aliento... y la vida continúa.

Ángeles Córdoba Tordesillas. ©

Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

25 may. 2015

AMOR DESCABELLADO

¿Y dices que me quieres sólo porque no puedes vivir sin mí…?
¿Tú crees que ésa es una razón?
¿Y que crees que me necesitas porque compartes el mismo latido que yo...?
¿Pero qué clase de majadero eres?
¿De qué planeta has venido?
Es como si yo, porque pienso en ti, cada segundo,
y me resulta imposible dormir sin soñar contigo,
llego a la conclusión de que estoy enamorada de ti...
¡Seamos sensatos, por Dios!
No perdamos el juicio, sin demanda de por medio.
¡Ni que viviéramos en un universo movido por el amor y
estuviéramos hechos el uno para el otro!
¿Que me calle y te bese?
Voy.

Ángel C. T. ©

ORACIONES

¿Amor se escribe con mayúsculas?

Parece que sólo la inicial,
al principio de una oración

Pero con todas las letras…
al final de la mía.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

23 may. 2015

LUNA CRECIENTE

Tú sigue creciendo.

No importa si te miran
o no te miran.
Si no dicen.
Y si dicen... que digan.

Tú sigue luciendo,
con tu sencillo y elegante
traje de noche.

Con fiesta o sin ella,
tú sigue bailando.

Con corte o sin reino,
tú eres la reina
del cielo.

Eres única
en el firmamento.
Ni las estrellas pueden
igualar tu esplendor.

Tu sutileza
sólo es comparable
con la delicada silueta
de las nubes.

Qué importa
que permanezcas sola,
sin un sol que te ronde…

Tu fulgor
es la materia prima
con la que se construyen
los sueños.

Allá donde tú brilles,
bendecirás con tu luz
los amores más mágicos…
nuestros amores.

Tú sigue creciendo,
hasta que estés
completamente llena.

Ángel C. T. ©2015


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

22 may. 2015

SEÑORA URNA

Ante el inminente evento electoral, comprendo el estrés del que usted adolece y me informa al mismo tiempo, mientras se prepara para los votos que se le van a echar encima en pocas horas.

¡Qué locura! No se olvide de ir a la peluquería para estar preciosa y de hacerse la manicura. Claro que esto aún puede estresarle más. Intente guardar la calma y luego sacarla para dejar espacio suficiente… Usted ya me entiende. ¡Vaya papeleta que tiene!

Sinceramente, no quisiera verme en su lugar. Tendrá que poner en práctica alguna técnica de relajación y tampoco le vendría mal algo de meditación, a ser posible intrascendente, para trascendental ya la que le va a caer en breve, señora mía.

Respire, respire… a ver si logra aplacar la ansiedad. Recuerde esto, digan lo que digan, usted no decide, sólo presta su cuerpo para una buena causa. Los que decidimos somos los demás. Seguro que esto le tranquilizará un poco, está libre de responsabilidad. Eso sí, deberá ser puntual y aguantar el tipo durante unas cuantas horas encima de la mesa, rodeada y custodiada como la que más. No le quitarán el ojo de encima, ya lo verá.

Tal vez sería conveniente mañana, jornada de reflexión llamada, que se distrajera en la medida de lo posible y en la que dé de sí, su selecta capacidad. Algún filme libre de tendencias, por ejemplo de amores y eso. Y hacer algo de ejercicio, no le vendría tampoco mal.

Y después del evento; ese desfile de votos de todos los que colores y orientaciones, que sin duda, la dejarán a usted absolutamente desbordada, tras los recuentos, tómese unas buenas vacaciones, éste es mi consejo. Le recomiendo algún balneario de la sierra o suba a alguna nube acogedora como puede ser la de mis gafitas y una servidora, a leer algo de poesía o algún cuento. Se lo merecerá, créame. Mucho se decide dentro de su pequeño cuerpo, no dudo de que sabrá estar a la altura de los sobres, Señora Urna… ¿o debería llamarle señorita?

Ángel C. T. ©


21 may. 2015

LA SOLEDAD

Soledad es
buscar mi compañía
y encontrarme ausente.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado. 



SEXY O NO SEXY…THIS IS THE QUESTION

Salgo de casa esta tarde y los niños de mi calle me preguntan:

-Hola, Ángel… ¿Tú eres sexy?
-¿Yo?... Me parece que no.
-¿Por qué?
-Porque... no lo sé. Eso lo tiene que decir otro, no yo.
-¡Pues no, no eres!-Dice uno de ellos.
-¡Sí, sí es…!-Dice otro.
-¿Pero vosotros sabéis lo que significa esa palabra?
-¡Yo no!-Responde uno de ellos.
-¡Yo sí!-Grita el otro.
-A ver, ¿qué quiere decir sexy?
-Que llevas el pelo suelto y te lo echas así, para atrás...-Indicando con un gesto de la mano como si se retirase el pelo de la cara.

En fin……………que una puede que sea sexy… y no lo sepa.

Ángeles Córdoba Tordesillas  ©

EN CALMA

Y respeto
el silencio que has dejado.
Una llama fría
en medio de la hoguera,
que ya no arde
pero quema.

El tiempo,
con sus horas pesadas a cuestas,
pasando por delante
de la puerta de mi casa.

Muchas preguntas sin respuestas.
Dudas sin resolver
de posibles razones ocultas.

Intento permanecer
en calma y escondida
para no molestar a tu memoria.

Respetando tu distancia
o tu recelo
o, quién sabe…
si una despedida sin adioses
ni te quieros.

Lo respeto,
porque te respeto.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


20 may. 2015

AQUELLOS SUEÑOS

¿Y qué pasó,
además del tiempo,
que no resonó nada dentro,
que me hiciera sospechar
esta distancia impuesta?

¿Qué sucedió
que no me di cuenta?
Tiré por la borda
de un barco fantasma
tantas horas
de complicidad…

¿Qué hizo naufragar
este idilio,
en medio de un mágico crucero,
en el que las horas pasaban
sin darnos cuenta
charlando, en cubierta,
al cubierto de nuestro amor?

Qué loca estoy,
o he estado,
para no comprender
que era sólo yo
la que creía en un “nosotros”.

Nada me avisó.
Ninguna señal ni alarma
de que ibas a terminar el viaje 
desembarcando,
en este último puerto,
sin mí.

Ahora veo ahogarse,
en un mar de lágrimas,
aquellos sueños
que quisieron nadar
para salvarse…

Ángel C. T. ©2015 


EN LA NOCHE

En la noche,
los sentimientos
se hacen más tangibles,
más dulces los recuerdos
y la soledad
más visible.

Ángel C. T. 2015 


19 may. 2015

EL MURO

Quisiera saltarlo, bordearlo, franquearlo..
Un muro siempre es un obstáculo... de piedras o de barro.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

AMOR EN LAS REDES SOCIALES

Hace pocos días, en este blog, hice una entrada titulada REDES SOCIALES, en la que advertía, de una forma no sé si un tanto alarmante, de los peligros que supone mantener un contacto con otros, a diario y constante, a través de los medios informáticos y, en concreto, entrar a establecer relaciones personales a través de las redes sociales.

Espero que ese discurso, basado en mi personal experiencia, no os confundiera u os provocara algún tipo de malestar. No voy a rectificar lo escrito anteriormente, porque sigo pensando lo mismo pero como también creo que tiene aspectos positivos que no señalé, al menos no muy explícitamente, me siento en la obligación moral de exponer una segunda reflexión sobre el tema, para evitar malentendidos. 

Es radicalmente distinto utilizar facebook, u otro medio de chat, para estar en contacto con una determinada persona por diversas razones, como bien pueden ser afectivas/sentimentales -en las que me voy a centrar- que utilizar a una persona para estar enganchado al chat. La diferencia fundamental estriba en que en el segundo caso se trata de mantener una relación virtual adictiva, mientras que en el primero es una herramienta para establecer contacto con alguien con quien, en un momento dado, has conectado de una forma especial, ha surgido una chispa de entendimiento y complicidad; cosa que sucede en contados casos, tanto dentro de Internet como fuera. Es decir, mantienes una relación real pero que, por equis circunstancias, se ha convertido en una relación real a distancia.

Concretando, no confundir relación real a distancia con relación virtual adictiva. En la primera facebook es un medio que permite que estas dos personas se mantengan en contacto y, en la segunda, es un fin. Unión versus adicción.

Análogamente a otras medios de comunicación ya casi obsoletas, hoy en día las parejas utilizan los informáticos para sentirse cerca y compartir su mundo interior, alegrías, inquietudes, preocupaciones… del mismo modo que, años atrás, se escribían cartas a mano y mantenían una correspondencia temporal, mientras duraba la separación física, transmitiéndose así sus vivencias, emociones, sentimientos y cuantas expresiones de amor fuera posible. Son, de igual manera, medios adecuados e ineludibles, en la mayor parte de los casos, para mantenerse en conexión con alguien que te aporta en tu vida algo especial, que no comparte el mismo espacio geográfico y que, sin duda, si las circunstancias fueran favorables prescindirían de ellos para disfrutar de la compañía física de la persona en cuestión, sin echar en falta la adhesión constante al medio. Así que se convierte en algo prácticamente inevitable para que esa relación avance hasta saber cuál es el paso más lógico a dar después del tiempo, a medida que las personas van conociéndose más y la relación va madurando. A diferencia del uso que hacen otros, buscando llenar su tiempo, en muchos casos, con charlas que no les aportan nada, por su intrascendencia.

No, los sentimientos no son virtuales. La otra tarde paseando con una amiga me comentó, precisamente, sobre la existencia de dos parejas que se habían conocido a través de facebook y próximamente, ambas se van a casar. En un caso, una de las personas vivía en Andalucía y otra en Madrid y en el otro en Asturias y también en Madrid. Curioso y, a la vez,  nada extraño, al parecer esto va siendo cada día más la norma que la excepción. Yo misma conozco dos casos más. Y seguro que vosotros también habréis oído hablar de alguno.

Es claro que el medio es lo de menos, cuando dos personas han de encontrarse y conectar, el “complot universal” es inmenso a este respecto. Puedes llamarlo predestinación, magia o de cualquier otra forma pero sucede constantemente.

El conocerse “por dentro”, por expresarlo de a alguna manera, antes que “por fuera”, tiene la enorme ventaja de que te enamoras o aprendes a querer o a amar la esencia de esa persona, lo que verdaderamente importa, sin distracción del aspecto físico, lo que te hace descubrir si es tu complemento idóneo, ese compañero amoroso con quien compartir tu vida te llenaría de satisfacción, Porque, al final, lo que verdaderamente necesitamos es ser aceptados, respetados, comprendidos y amados, sin grandes dramas ni demasiadas comedias.

Otra cuestión independiente es que una de las partes, o ambas, valore/n que el mantener una relación a distancia supone un coste del tipo que sea que no le/s compense. Con lo cual son muy libres de decidir, unilateral o bilateralmente, interrumpir la relación temporal o definitivamente, según las expectativas individuales y comunes, o proceder a tomar decisiones que les llevará a hacer cambios en su vida de cierta trascendencia, como las que han tomado estas dos parejas que en breve van a dar el paso del matrimonio.

Resumiendo, todo instrumento externo, tecnológico o no, a nuestro alcance es una herramienta potencialmente constructiva o destructiva. Tan sólo la razón, nos dirá cuál es la manera más sabia de utilizarlo pues, por definición, un instrumento es un medio no un fin.

Creo que me quedaba esto por decir.

Gracias por vuestro interés. Un saludo afectuoso.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

ESE LATIDO

Cuando tengas dudas
yo tendré certeza.
Cuando tengas miedo,
seguridad.
Cuando te olvides de lo que sientes,
te recordaré
lo que  hay de verdadero entre nosotros.
Ese latido que nos unió…

¿Sabes por qué?

Porque cuando yo dude,
tenga miedo
o me aleje de mis sentimientos,
desearía que tú me recordaras
lo que hemos compartido juntos,
lo que nos queremos.

Ángel C. T. ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

EL CARRUSEL

¡Qué música tan deliciosa!
¡Ohhh, qué caballo blanco tan bonito!
 Me subiré a él.

¡Anda, pero si da vueltas y vueltas
y no me lleva a ningún sitio!
Pero es tan bonito... 
pero da vueltas y vueltas 
y no me lleva a ningún sitio... 
pero es tan bonito... 
pero no me lleva a ningún sitio... 
pero es tan bonito... 
y me lleva.

Ángeles Córdoba Tordesillas © 





17 may. 2015

IMAGINA

Imagínate.
Imagínanos.

El universo se extingue
quedamos tú y yo.

Imagínate.
Imagínanos.

El Amor
abriéndose paso.
Conquistando,
germinando,
creando...

La esperanza
dando a luz al amor.

Imagínate.
Imagínanos.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©




15 may. 2015

Y EN MAYO SIN DESMAYOS

Un día él le dijo a ella:
-No voy a dejar de quererte, métetelo en la cabeza.

Y ella lo hizo y se desmayó. Ahora no hay quien se lo saque de allí. Sigue creyendo que es cierto.

Después del tiempo, ella le dijo a él:
-Suceda lo que suceda, no voy a dejar de quererte, métetelo en el corazón y guárdalo en él para siempre, por si acaso algún día lo necesitaras...

Ángeles Córdoba Tordesillas © 

Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.
 

LA PIEDRA

-Tres veces ya me he tropezado contigo. ¡Maldita piedra!
-¿Y aún me haces responsable de tu estupidez cuando yo no me he movido del sitio, apenas unos centímetros y porque tú me has desplazado?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

MI DEPORTE

Mi deporte preferido es la confianza.
Lo llevo practicando desde niña.
Y sé que si algo está para mí, lo estará.
Nunca llegaré a ser una profesional
ni conseguiré ninguna medalla por ello
pero cada vez se me da mejor y lo disfruto más.

Ángel C. T. ©

13 may. 2015

ENTRE MIS MANOS

Te escurres como un pez,
como un segundo.
Una historia de amor
no puede irse como humo,
dejándote las manos vacías
y el alma rota.
No puedes marcharte
para siempre,
antes de habernos amado
hasta el infinito
y vuelta.
No me vale ninguna razón.
esto no va de razones.
Va de corazones
sincronizados.
No dejaré que te escurras…
Juntaré bien mis manos
para que no te cueles
por las rendijas del tiempo
y te amaré largamente
con la sombra de su latido.

Ángel C. T. ©2015


REDES SOCIALES

En una sociedad como en la que vivimos hoy en día en la que cada individuo busca la satisfacción rápida, el refuerzo inmediato, a cada una de sus respuestas, Facebook se ha convertido en el perfecto medio en donde esto se puede obtener fácilmente.

A diario se produce una auténtica competición, consciente o inconscientemente, por compartir algo que suscite más atención que lo compartido el día anterior y que provoque mayor interés que lo que comparte el resto, para obtener un número de “me gusta” superior.

Que crezca, día a día, la admiración por las aportaciones que hacemos, además del número de adeptos que forman nuestro séquito, es algo sumamente atractivo para el ego, un verdadero refuerzo para una conducta que terminará siendo adictiva si uno no toma la determinación de no dejar que esta vorágine le domine.

Este medio ofrece la oportunidad de brillar, de que aquél que no ha tenido cierta popularidad, alguna repercusión o éxito en su vida personal, social, profesional, etc., fuera de este mundo, la logre a través de él, por una u otra razón, de una manera relativamente fácil. Ya sea porque su aspecto físico resulte especialmente atractivo, por el contenido de sus publicaciones, díscolas, polémicas o controvertidas, por sus saludos o mensajes cariñosos o de índole muy personal y privada, generando así cierto morbo a otros por saber sobre la vida de alguien que, realmente, les interesa poco.

Cierto es que brinda una plataforma ideal a los artistas, escritores, poetas…  en la que pueden dar a conocer sus obras públicamente. Utilizado sabiamente puede resultar una herramienta potente y muy útil pero no está exenta de peligro si no se sabe controlar. El precio que se puede pagar, a nivel personal, familiar y psicosocial, puede ser excesivo.

Si algo distingue al hombre del resto de los animales es su capacidad para aplazar la satisfacción. El saber esperar para lograr una recompensa a largo plazo es un rasgo que denota inteligencia. Las personas que son capaces de trabajar en algo para conseguir un resultado que se dará después de un período extenso de tiempo, renunciando, en pro de aquella meta, a lo altamente gratificante en un plazo breve de tiempo, son personas con más capacidad de autocontrol, algo que resulta muy práctico en cualquier aspecto de la vida. Esta facultad para aplazar la satisfacción se ve bastante mermada en este mundo virtual en el que todo es demasiado asequible para cualquiera; conseguir un "me gusta", un comentario agradable o una respuesta amable a un mensaje, suele ser algo constante y prácticamente inmediato.

Este estilo de vida nos esclaviza. Ya no nos sentamos a leer un libro de muchas páginas, ahora la lectura de una novela se hace larga y tediosa, por ello preferimos los microrrelatos. La música no se escucha, apenas comienzan a sonar unas notas se intuye o se recuerda lo ya escuchado alguna vez. No nos detenemos a contemplar una puesta de sol en silencio; sino es para hacer una fotografía y colgarla luego en nuestro muro de facebook, ni a mirar a otra persona a los ojos y descubrirnos en el fondo de esa mirada; perdernos en su alma -ni más ni menos que gemela de la nuestra- con el mismo anhelo de atención y cariño, a sentir un poco de sosiego. No nos detenemos por nada.

Actualmente, tenemos cada vez menos tiempo para hacerlo. Vivimos deprisa, comemos deprisa, dormimos deprisa, hacemos el amor deprisa.... ¿Hacemos el amor? No, tampoco tenemos tiempo para hacer el amor, con amor. Nuestro cuerpo está en un lugar y nuestra mente dispersa tal vez en mil cosas, entre ellas, y con preponderancia, las exigencias sociales del facebook y nuestra autoexigencia respecto a él.

Vamos lanzados, a la velocidad del rayo, empujados por la inercia, sin encontrar un momento adecuado para pararnos. Y eso no seria ningún problema, si supiéramos adónde vamos, adónde queremos llegar, si es que hay algún sitio a dónde ir... Porque si no lo hay... si el único destino fuera el camino... entonces, piénsalo... ¿no te gustaría vivir a un ritmo más pausado, en sintonía con el de la naturaleza y disfrutar de cada instante, saboreando el momento presente?

No lo tenemos fácil, es verdad… con tantos medios de comunicación a nuestro alcance. Siempre estamos pendientes de algún dispositivo informático que hemos incorporado a nuestra vida cotidiana, llevándolo pegado al cuerpo como si se tratara de una prolongación de nuestro brazo, pitando, avisándonos constantemente de un mensaje nuevo, que nos ofrece esa satisfacción instantánea -que ya reclama nuestro potencialmente adicto cerebro- ese delirio de que alguien nos quiere o simplemente nos recuerda, de que somos importantes para otro ser humano -por el mero hecho de que nos ha dedicado un segundo- aunque sea en este extenso y loco mundo de redes sociales en las que estamos todos inmersos y yo diría más, atrapados, cuales ingenuos pececillos de un mar de temores y deseos.

Eres importante porque nunca jamás en toda la Historia de la Humanidad ha habido, ni habrá, otro ser humano como el que está leyendo esto. Nadie podrá ser la expresión viva de ti mismo mejor que tú. Y el tiempo que tienes en esta tierra es limitado, así que más te vale disfrutar de ello intensamente. Si esta razón no te resulta suficiente para que tu vida sea plena, entonces, ninguna otra te dará esa felicidad que tanto anhelas y buscas.

Disculpa mi rotundidad pero escribo esto tras mi propia experiencia en el mundo de las redes sociales, por si te sirviera para detenerte un momento a reflexionar. Ese momento del que nunca disponemos.

Gracias por tu interés. Te envío un abrazo sincero aunque sea virtual porque de esta manera seguro, seguro, que te llega.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

Nota:
Y mira que mi hijo me advertía de que no iba a saber usar estas redes... que son para "mayores de edad". Cuánta razón tenía...

12 may. 2015

SUSPIR-ARTE

Me gusta el arte...
Déjame que siga coleccionando tus suspiros.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

CASTELLANOS

Se presentó un castellano antiguo en casa de sus vecinos, que eran castellanos modernos. Le abrió la puerta el señor de la casa. 
-Tengan ustedes buenos días. A ver si podrían hacer el favor de bajar el volumen del televisor, si no les molesta a vuestras mercedes.
-¿A cuál de las dos?
-A vuestra merced, me refiero.
-Tengo dos en casa: mi mujer, Mercedes González, y nuestra hija, Mercedes Fernández González.
-¡Que no!-Gritó perdiendo la calma, la gentil figura del castellano antiguo y de inmediato, volviendo a recobrarla, en baja voz, añadió, sacando al vecino de su error- Que merced es usted.
-¡¿Que yo soy Mercedes?!... Ande ya, si yo me llamo Nicolás.
 Ángel C. T. ©

.........................................................................................................................................
Vuestra merced pasó a ser vusarced, después vusted y de ahí derivó en usted.
Usted es el acrónimo de vuestra merced y por ende, a vuestras mercedes significa a ustedes. 

TÚ MISMO

Ante todo sé tú.
No seas un poco todos.
No imites a nadie.
Nadie es mejor que tú.

Ángeles Córdoba Tordesillas © (escrito con 14 años)


FLORECIENDO

Como estrellas brillantes de tierra,
embelesadas y dispersas esperan,
y sencillas, rodean el campo
con su fragancia de néctar.
Los colores mezclados con las esperanzas.
Los anhelos corren sobre la calma
y sobre la tierra las aguas dulces,
como los besos que te aguardan en mis labios.
Rescato los momentos que aún laten
entre esos dos corazones, sin edades,
que aquella noche se encontraron fortuitamente.
para permanecer siempre unidos.
Cielos colgados de las ventanas de tus ojos,
por donde tu mirada espera mi llegada.
Solamente con ellos, sueño.
No hay regreso sin partida.
Y en la de la vida, ambos ganadores...
Pronto todo estará cubierto de flores,
aromáticas, bellas y diversas.
Ya huele a felicidad...
Sí, pronto todo estará cubierto de flores.

Ángel Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

11 may. 2015

ALERTA

¡Atención, a todas las unidades!

Se ha fugado del facebook un Ángel Cielo Tierra, disfrazada de curva peligrosa.
Parece rebelde con causa, esta criatura.
Deja atrás afectos acuñados desde hace tiempo.
Está bajo libertad adicional y complementaria.
No es fácil de comprender. Había Esperanto y cuenta con números primos lejanos.
Nos preguntamos si acaso la primavera le ha producido un estado de enajenación permanente o un brote psicótico ha salido de estampida victoriosa por desengrase de ejes, desgaste en las zapatas de los frenos o adicción digital a "me gusta" en post ajenos.
Se reconoce amiga de sus amigos. Pero ese dato no será suficiente para reconocerla.
Creo que porta dos alitas transparentes y caprichosas que cambian de forma por momentos. A veces se convierten en lapices inquietos y otras en pinceles emocionales.
Es muy peligrosa, repito, es muy peligrosa, puede ir armada..  de valor y dispara besos volanderos al corazón.
Si la encuentran deténganla de inmediato, con un abrazo o más. Posiblemente se necesitarán refuerzos. 
Que nadie actúe por su cuenta sin guión previo, que se lo escriba ella como pueda y sin faltas de ortografía. Editores no enloquezcan ni se tiren de los pelos, traten de guardar la calma y la compostura, en las portadas de futuros libros, no titulados El tiempo entre costuras
Estamos haciendo todo lo posible para localizarla en alguna nube custodiada flotante, a la altura de un décimo sin ascensor. Sabemos que necesitará provisiones... Pondremos vigilancia 24 horas en la puerta de esa nube desmayada y socarrona, cuando la hallemos, ebria de satisfacción, haciendo esquina con la ironía.
En cuanto sepamos de su paradero informaremos como es debido. Es posible que se manifieste en el momento menos esperado... Permaneceremos atentos a este blog, por si acaso nos interesase lo que publicase en un futuro custodiado y a buen recaudo.

Cada final de una etapa es un nuevo comienzo de otra. Gracias a todos.  

Ángel C. T. ©

Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

9 may. 2015

REFLEXIÓN PERSONAL

¿Qué hago en el siglo veintiuno, con antena parabólica, lagunas mentales, escaparate a la calle y sin estar de moda?
¿De qué psiquiátrico me he escapado que nadie me reclama?
¿Cómo he llegado hasta una nube repleta de aventuras absurdas que no se ha movido nunca del sitio?
Cuento tras cuento, poema  va, poema viene… y la nube sin barrer…
Si preguntan por mí… diles que no estoy.

Y después de esta reflexión sin llegar a ninguna conclusión decente ni digna de mención, haré unas flexiones para conseguir mantenerme en forma y para el fondo… seguiré componiendo estrofas de versos con música para sordos. Si quieres reservar una butaca de patio… pincha aquí abajo, donde está el icono de Google, o comenta si te peta. Gracias personales e intrasferibles.


Ángel C. T. © 2015

EL FUTURO

Hondos tus suspiros.
Pisadas hondas 
de hondas huellas.
Hondas promesas
y en los hondos jarrones
tallos hondos.
Un hogar con hondo sentido,
manos posadas en mis manos.
Pausas de amores hondos
y hondos sueños
de alegres despertares
con miradas hondas,
entre nosotros 
y al este luminoso.

Ángel C. T. ©2015

Acuarela pintada con estas gafitas que Dios me ha dado.

8 may. 2015

¡ESTO ES FACEBOOK!

¡PASEN SEÑORES, PASEN!

Un señor muerde a su perro, “la mujer más fea del mundo”… es la más sabia.
Revoltijo de culturas, religiones e ideas.
Discursos políticos, opiniones mil, debates que marean. ¡Pasen y vean…!
Niños africanos, mezclando su tristeza, con díscolas bailarinas hawaianas.
¡¡¡¿Groucho Marx con Mafalda?!!!... La pucha!
Y bueno… pensándolo bien…
Una niña volando sobre un edificio ¡Y esto sólo es el INICIO!
(Y mientras: Tic tac. Tic tac.)
Una señora explica cómo se ha colocado un rulo, el otro que se ha afeitado la  barba, yo, que he quemado la cena. ¡Pasen, señores, pasen y vean!
La mujer de las cien caras, el hombre de los tres nombres… y nada es bueno ni malo, sino todo lo contrario.
Recetas eróticas; se ve pero no se toca. Recetas culinarias…mmmm…. te quedas con las ganas.
¿Remedios milagrosos?... ¡Oh, Dios mío, un oso amoroso!
Amores virtuales, cuernos virtuales, celos… ¿virtuales?
Popurrí de recomendaciones espirituales. Consejillos a porrillo. Surtido de vídeos musicales. ¡Pasen señores, pasen!
Trileros de sentimientos que estafan a los ingenuos. Tráfico de emociones y otras exposiciones. Juegos con grandes pintores. Test de morondanga para pasar la mañana.
Entre, no sea tímido. ¡Está usted en su casa! 
(Y mientras: Tic tac. Tic tac. La vida transcurre a su ritmo, ajena a todo lo demás)
Premios literarios, cursos y ferias. ¡Ché, qué bueno que viniste! Bellos poemas...
(Tic tac. Tic tac.)
Entre un chiste que viene y otro que va, la canción de moda, el vídeo trending topic, bella música de tiempo atrás… Fulanito no se ha conectado, ¿qué le pasará?
Veamos, sigamos leyendo… Escribo, comparto, pregunto, contestan…
Podrá ver y escuchar, pero nunca tocarás.
(Tic tac. Tic tac. Un aliento que entra y otro que sale… y no volverá)
¿Será la Heroína del siglo XXI?
Solicitud de amistad enviada.
¡Para todos, Facebook en vena!
Pasen, señores, pasen y vean.

¡BIENVENIDO A FACEBOOK!... EN ESPAÑOL.
¡Le estábamos esperando! 

Ángeles Córdoba Tordesillas  ©  

Dibujito hecho con café y con estas gafitas que Dios me ha dado.

6 may. 2015

TODO CORAZÓN

Tan sólo eran amigos a través del facebook. Jamás se habían llegado a conocer personalmente pero mantenían contacto desde hacía tres años ya y habían llegado a tener una gran confianza.
Por esta razón, en cuanto supo la noticia, publicada en su muro, aquella tarde, por un familiar de la víctima corrió para el hospital. Era una mujer joven todavía y con ganas de vivir y de amar.
No se explicaba cómo podía haber sucedido. Contaban que fue un accidente de coche, yendo a trabajar... al parecer se saltó un semáforo en rojo y su coche chocó con otro que salía de una calle perpendicular.
Podía ser que aún la encontrase con vida. Ojalá.
Allí, en la puerta de la habitación de la UCI, en medio del revuelo de familiares y amigos, al intentar abrirse paso entre dicho grupo de personas, para poder entrar, un médico que en ese preciso momento salía de allí, le interceptó diciéndo:
-Lo siento, no se puede pasar. Ya vamos a llevárnosla. Ha fallecido hace pocos minutos.
-¿Pero cómo ha sido doctor?
-Ella ha llegado malherida, era difícil que sobreviviera… Un accidente letal.
-¿A qué hora se ha producido?
-Esta mañana a las 7:30 h. ¿Por qué?
El hombre se quedó callado, con la mirada clavada en los ojos del médico y le mostró, en el chat de su móvil, una imagen de un precioso sticker de una muñequita sonriente, con un corazón enorme entre sus manos. La hora en que había sido enviado, exactamente, fue a las 7:30 h. de ese mismo día.

Ángel C. T. ©2014  


5 may. 2015

QUIETUD

Los días crecen.
Van venciendo a la noche.
La luz se impone.
...................
Ven quietud.
Vuela hasta mí.
Envuélveme, 
arrópame, 
dale morada 
y descanso a mi alma. 

Entre las dulces manos
de tus nubes,
cobíjame.  

Cántame la canción
de la serenidad,
la escucharé
atentamente.

Ángel C. T. ©



Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.
 

3 may. 2015

MI OBRA MAESTRA

Ni delante ni detrás.
A mi lado, siempre.
El mejor presente para mi presente,
El que un día pedí al mismo Dios.

Lo más parecido a un sol,
radiante, incandescente,
en el cielo de mi vida,
alumbrándome,
con su enorme energía positiva
su sonrisa, su alegría y su nobleza.

Pocas palabras tengo
para expresar el orgullo que siento
por su existencia
e innumerables talentos.
Su abrazo me da fuerza.
Con su cariño me consuela.
Me fascina su sabiduría.

Aunque pareciera pequeño, entonces,
nunca lo fue.

Ángel C. T. © 

Mis obras son como mis hijos.
Mi hijo es mi obra maestra.

Fotografía hecha a mi hijo, con estas gafitas que Dios me ha dado y con todo mi amor. 

EL ALMA Y EL IRPF

-Doctor, tengo una contractura en un músculo de mi alma.
-Demasiada tensión ondulante y de libre circulación acumulada, quizá.
-Eso digo yo… La Declaración, me tiene la moral comida.
-Dos vidas de descanso, y unas friegas de cariño, antes de morir… cada noche y quedará como nuevo aunque ya nadie lo compre.
-Seguiré sus consejos por si me llevaran adonde Dios manda.
-Por favor, cierre la puerta, ahora cuando salga, que se escapa la última vida que le queda a mi gato y me ha amenazado con reencarnarse en otro inspector de Hacienda... y ya tenemos suficientes por estos mundos orbitales, ¿no le parece?
-Me parece.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

Nota:
Mientras estés vivo no olvides el IRPF.
Cuando ya no lo estés podrás RIP.

2 may. 2015

DOS AVES

Hago lo que puedo, para no morir con tu ausencia,
corazón rodado, como canto bello y bello canto.
Andanzas de madrugada… sobre versos esclava.
Me vuelvo sutil y edulcorada.
Todo por ti, y lo sabes.
Espero alada,
a que aparezcas y me encuentres
perfumada de amor, sólo para tu delirio,
fiel esencia a mi esencia.

Ancla soy de tu embarcación,
en tus momentos quietos,
cuando en tierra firme quieres poner los pies,
alejado de la euforia y amistades compañeras.
Sé que me recuerdas, mientras…
Sé que me envías tus moléculas hechiceras
como un brebaje de pasión,
para que no extrañe tu presencia.
Ay, esta devoción femenina, 
sin respiración me deja.

En mis recorridos mentales te busco, sin tregua.
Gimiendo, voy y vengo, 
rogando a los dioses porque aparezcas, 
me arrebates y me lleves contigo,
al mundo de los sueños.
Donde ambos podemos desvanecernos, 
bajo el manto del silencio,
y felices flotar, sobre el cuerpo de Morfeo.
Abrazados para siempre y queriéndonos… 
¡Queriéndonos!
como dos aves inocentes, necesitadas de amor,
en ese nido que creas, cada noche, en tu lecho.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©