Desde mi nube y con gafitas

“Érase una vez un Ángel que del Cielo quiso bajar a la Tierra para experimentar lo que era ser humano. Adoptó la forma de mujer. Sólo bajó con lo puesto… unas preciosas gafitas que Dios le había regalado y una nube pequeña, desde donde miraba cada día todo lo que sucedía entre el Cielo y la Tierra. Sólo a través de esas gafitas podía ver nítidamente el mundo y a las personas que vivían en él. Sin ellas se sentía desorientada, perdida, pues todo se volvía invisible e incluso ella misma, ya que ni siquiera podía percibir su propio cuerpo. Esta historia está contada por ese ángel que, a través de la narración de sus peculiares observaciones, intenta representar el mundo que ve.”

Un día agarré mi media nube y mis gafitas (esas que Dios me ha dado) y fui a vivir a un lugar indeterminado entre la metáfora y el surrealismo. Desde entonces, estoy pagando la hipoteca con poemas, cuentos, relatos, novelas, dibujos, pinturas, fotografías… ¡canela fina! y otras especias.

Poco a poco o mucho a mucho, dependiendo del día, estado de ánimo y condiciones atmosféricas, suministraré género del bueno, fabricado a mano, con amor, humor y pasión.

Porque te quiero. Porque todo lo que hago es pensando en ti y con el corazón… de la única forma que sé vivir. Y estoy en ello, dispuesta a seguir haciéndolo con muchas ganas, para que tú lo puedas disfrutar. Ojalá sea así.

31 ene. 2016

MAINTENANT

Ahora.
Deslizándose mano a mano.
Espuma de mares imaginarios,
entre dos almas libres.
Fundidas, integradas,
volando sobre el suelo.

Escucha con los ojos
este recital de poesía corporal.
Magistral belleza etérea.
Ramas pequeñas de besos
prendidos en la piel
que trepan como enredadera
suave y furiosa.

Ahora.
Embrujo de formas humanas
Ella, él…
en cada caso.
Y se reestrena el amor
entre dos.

A esa función,
nueva y antigua,
todos estamos invitados.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


The International Artist Agency - Duo Maintenant - Adiagio act

COMPENETRACIÓN LITERARIA

Le dijo la poesía al relato:
Te voy a comer a versos.

Y el relato a la poesía:
Voy a narrar nuestra vida con final feliz y sin rima.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



30 ene. 2016

DOS NOTAS

Érase una vez dos notas de música que se perdieron en el tiempo… Pasaron muchos años separadas, cada una viviendo en un lugar diferente.

La primera y mayor, entre las cuerdas de una guitarra española. La segunda, romántica hasta decir "basta", se prendió de una partitura en clave de sol, y de luna, y se alejó con ella hasta la locura.

Ambas, después de experimentar diferentes vivencias comenzaron a extrañarse. Recordaron momentos compartidos. Se buscaron entonces, desesperadamente, con el alma y se unieron, en sagrado matrimonio, en este tema.

Ahora ya, viajan por el mundo sin descanso… llevando paz a los corazones de la gente.

Buenas noches y felices sueños.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

(Dedicado a mi amigo R. S.)


Michel Camilo & Tomatito - Two Much / Love Theme

29 ene. 2016

DESPUÉS DE HABLAR CONTIGO

Son tus palabras como un bálsamo.
Como flores de un almendro
cuya sombra me cubre
y me embriaga de perfume.

Un refugio en donde me acurruco.
Y sueño…
con tus manos, con tus ojos,
con tu cuerpo...

Y siento...
que hoy comenzó la primavera
sin terminar el invierno.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Frédéric Chopin - Spring Waltz

RICA

Cuando todo lo que tenía
era tu cara entre mis manos
y el latido de tu corazón,
lo tenía todo.
Todo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


28 ene. 2016

SI TE LLAMO

Digo tu nombre
con temor.
Siento vértigo si lo pronuncio
y dolor si lo silencio.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

27 ene. 2016

ADVERBIOS DE TIEMPO

Antes que el aire estabas tú.
Antes de la flor y de la raíz.
De la gallina y del huevo.

Tú existías ya en mi corazón.
Como una pequeña posibilidad,
una chispa de luz brillante,
un anhelo latente.

Y después,
cuando todo desaparezca,
se esfume,
como un pensamiento liviano,
como el humo de la lumbre,
quedaremos tú y yo,
mirándonos frente a frente.

Igual que si el tiempo no hubiera pasado
y la Vida no hubiera jugado
el juego de la vida, con nosotros.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



OCASO ELOCUENTE

El cielo siempre tiene la última palabra.


Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado. 

PESADILLAS

Tengo pesadillas con tu ausencia.
Y no estoy dormida.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


"La pesadilla" Johann Heinrich Füssli. (Zúrich 7/2/1741- Londres 16/4/1825)

26 ene. 2016

LO QUE QUEDA POR VIVIR

Contemplación.
Sin límites la imaginación
se despereza de la siesta.
Se condensan en el ambiente
sueños y premoniciones.
Mientras la tarde mimosa
se acurruca entre las rocas
y los minutos últimos del día
tiñen de naranja sus paredes.
Amamos lo que nos recuerda
lo que nos queda por vivir.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Mallorca. Fotografía hecha por mi amigo Jos F. B. (Gracias) Corregida por mis gafitas. 

25 ene. 2016

CONCIENCIA ALERTA

En este sueño que es la vida, sólo estamos vivos realmente
cuando conseguimos despertar la conciencia.
Mientras... da igual si vivimos veinte años o dos mil.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado. 

MAL SEDUCTOR

No tengo problemas con el sueño.
El sueño tiene problemas conmigo.
No soy yo...
Es él.
Que no sabe conquistarme.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Tamara de Lempicka. Estilo Art-Decó. (Varsovia 16/5/1898 - México 18/3/1980)

20 ene. 2016

SERES HUMANOS, SERES HERMANOS

Dos árboles que echan raíces en distintos lugares,
no pueden reducir la distancia que les separa.
Pero los seres humanos siempre podemos acercarnos.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

EN TU CAVIDAD TORÁCICA

Me dices que me estrecharías entre tus brazos…
y lo que deseo es que me ensanches en tu pecho.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Gustav Klimt. Pintor austríaco.

19 ene. 2016

DESBARATADOS

Me desbaratas.
Te desbarato.
Me enloqueces primero.
Te enloquezco luego.
Olvidamos los deberes,
los derechos.
Nos torcemos.
Nos retorcemos.
Extasiados.
Arropados.
Desarropados.
Desvestidos.
Desabrochados.
Somos dos,
que sin ser enemigos,
nos encontramos
y nos enfrentamos,
sin tregua, a lo bestia,
salvajemente,
en un cuerpo a cuerpo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Pintura de su autor.

18 ene. 2016

ACADEMIA DE LA LENGUA

Eres mi gramática.
El único idioma en el que sé escribir el amor.
Con buena ortografía y caligrafía.
Respetando tus espacios.
Colocando apropiadamente
los signos de puntuación.
-¡Oh!, dice la exclamación.-
Estudiosa de tus frases hechas
y jugando con tus giros lingüísticos.
Admiradora de tus metáforas,
refranes,
sinónimos y antónimos.
Abrazo tus figuras literarias,
con respeto y pasión.
Me encuentro contigo en cada verso.
Sílaba a sílaba te imprimo,
Suscribo hasta tu nombre.
Aspiro a ser, algún día,
académica de tu lengua española.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

Manejar bien la lengua española no es nada fácil pero cuando lo intentas sientes una gran satisfacción personal. ¡Por favor, que nadie malinterprete mis palabras!



17 ene. 2016

NI CUATRO GATOS

Ni cuatro gatos viendo mis cuadros… solamente uno.
Claro que siendo hoy el Día de San Antón, los demás habrán ido a recibir su bendición.
Pero me doy por satisfecha porque ese gatito parece bastante interesado.

Ángeles Córdoba Tordesillas


Foto-montaje con mis cuadros, realizado por un amigo. 

16 ene. 2016

MIR-ARTE

Podría pasarme la vida mirándote.
Como si fueras el mejor cuadro que un gran artista pintó.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


15 ene. 2016

TU DISTANCIA

No te pido que recorras andando el planeta,
que cruces a nado el océano
o que vueles hasta las estrellas del cielo.
¡Pero cuánta distancia hay
entre tus brazos y mi cuerpo…!

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Cuadro de Gustav Klimt. Pintor austríaco. (14/7/1862-6/2/1918)

14 ene. 2016

EN TU PAISAJE

Formar parte de tu paisaje.
En el fondo de claras luces anaranjadas.
De nubes algodonosas, trémulas, almidonadas…
Formar parte de tu cielo,
hasta que el atardecer diga su última palabra.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado. 

COSAS PELIGROSAS

Que se te meta un elefante en un ojo.
La admiración de la gente envidiosa.
Tragarte un trolebús.
La admiración de la gente envidiosa.
Que se declare un incendio en el edificio donde vives
y te pille en pijama.
La admiración de la gente envidiosa.
Hacerte famoso y haber tenido un pasado sentimental.
La admiración de la gente envidiosa.
Dar tu número de móvil a una compañía de seguros.
La admiración de la gente envidiosa.
Salir de viaje y dejar la llave de tu piso al vecino.
La admiración de la gente envidiosa.
Aceptar una cita a ciegas a través de Internet.
La admiración de la gente envidiosa.
Tumbarte a dormir la siesta en la vía del tren.
La admiración de la gente envidiosa.
Ver la última factura de la luz,
después de una intervención de corazón.
La admiración de la gente envidiosa.
Bañarte en alta mar con diez banderas rojas.
Pero de todas estas cosas,  la más peligrosa:
La gente envidiosa.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


TODO EN SU LUGAR

Cuando dejas que la luz entre en tu vida,
ves que todo está donde tiene que estar.

Ángeles Córdoba Tordesillas. ©

(Dedicado a mi amigo R. T.)


 Joaquín Sorolla, el pintor de la luz. (Valencia 27/2/1823-Cercedilla-Madrid- 10/8/1923)

13 ene. 2016

LA MEJOR MANTA

Arrópate y arrópame.
No por el invierno.
No por la noche.
De las mentiras.
De las falsedades.
De las deshonestidades.
Arrópame, verdad.
Que nadie pueda llegar
y soplarnos su frío interior
ni su viento del norte.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Pintura de Karl Schmidt-Rotluff. Pintor alemán. 1/12/1884-10/8/1076. (Grupo de Brücke)

LA BUENA SOMBRA

Quien a buena rima se arrima, buen poema le cobija.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Benczúr  Gyula. Pintor húngaro. (1844-1920)


LA MADRE DEL DOLOR

El dolor se parece a mí.
Tiene la misma cara.
Ha heredado mis ojos y mi pelo,
mi piel y mi voz.
Desafina al cantar su canción.
Igual que hago yo.
Pero no deja de cantarla...

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


"El abrazo del amor del Universo" de Frida Kahlo. (6/7/1907. México-13/7/1954)

12 ene. 2016

DE AQUELLA MADRUGADA

En esta noche sombría
donde falta poco para que el recuerdo me trague entera,
me tiro al barro de la memoria de un momento
en el que los planetas se conjugaron y nosotros jugamos
como dos ludópatas del amor.

Y mi corazón osado
ganando la partida
al tuyo,
que cada vez más cercano
y más perdido
seguía apostando y apostando…

Aquella madrugada
ambos fuimos ganadores y ganados.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Escena de la película de Roberto Rossellini: Roma città aperta 1945
.

11 ene. 2016

DESPEDIDA A DAVID BOWIE

David Bowie nació un ocho de enero y el diez de este enero, se ha escapado por alguna rendija de aquél laberinto que atrapó nuestra atención junto con su mirada bicolor, su extravagancia, su música y su voz.

Fue una indiscutible y radiante estrella en la Tierra y en la noche brillará como una estrella más en el cielo.

Hasta siempre y gracias.

Ángeles Córdoba Tordesillas


LA LLUVIA

La lluvia.
¡La lluvia, por fin!
Entre las casas.
Lavando
la calles estrechas,
con anchas aceras.
Avenidas resbaladizas.
Prohibidos
tacones de aguja.
Agua en los portales.
Ríos bajando por las
alcantarillas.
Charcos de medio palmo
de altura.
Resplandor en el asfalto.
Balcones mirando.
Tarde de domingo.
Cerradas las tiendas.
Sólo la belleza
permanece abierta.
Coqueta, de fiesta
se viste
para su cita romántica.
Bajo las luces de las farolas
se fusionarán
dos siluetas.
Y el amor
seguirá entonando
su canción hermosa.
Esa vieja canción…
que todos escuchamos
en alguna edad.
Agua en los portales.
En los cristales
de los coches,
En las gafas
de los que observan.
Paseantes solitarios
soñadores, poetas,
salen a inspirarse.
Ya va anocheciendo,
la ciudad,
en un domingo de enero.
Y las mentes se limpian
de emociones.
Lluvia, llanto.
Llanto de todos.
Patrimonio
de la humanidad.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía de Olivia Malva. 

10 ene. 2016

NUEVO AMANECER

Y detrás de la montaña del mañana
se esconde la promesa de un nuevo sol.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

EN TUS BRAZOS

Una voz se aleja en mi recuerdo,
como los días y las noches.

Reconozco la piel marchita
de la ausencia.

El frío regazo de la soledad.

Me espera el sueño,
de tantos sueños no vividos,
para contarme su historia.

Tal vez en ella pueda encontrarte.

Cansada de tanto velar
y no dormirme en tus brazos.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Władysław Ślewiński. Pintor polaco. (Białynin, Mazovia, 1 de junio de 1856-París, 27 de marzo de 1918)

9 ene. 2016

UN BELLO BAILE

Abraza la vida.
Será tu compañera fiel, hasta el final de tus días.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Obra de su autor. 

8 ene. 2016

COMO LA LUZ

Tus ojos brillando al verme
después de tanto tiempo:

La luz al final del túnel. 

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


SUEÑOS EN LIBERTAD

Y Los sueños se soltaron las cadenas
y dejaron de ser nuestros esclavos...

Ahora vuelan, todos vuelan,
como si fueran a alguna parte
sin nosotros.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Marc Chagall

7 ene. 2016

DE RAÍZ

No es suficiente
cortar a ras del suelo,
para que se marchite,
este sentimiento.
Seguiría creciendo
y creciendo...

He de arrancarlo de raíz.

Y cuando lo consiga,
ni una posibilidad remota,
ni la simiente de su semilla,
ni su sombra,
ni la sombra de esa sombra,
ni la huella de la huella,
ni el recuerdo del recuerdo,
quedarán
del amor vivido.

Si te vas,
si me pides que te olvide…
y te olvido.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

6 ene. 2016

POESÍA DE LLUVIA

Para que llorar no tengas
por si no llega lo que esperas
y necesitas salir
de una sequía inminente,
convierto cada letra de este poema
en una gota de lluvia.

A veces no se materializan
los deseos de la mente
pero siempre se cumplen
los anhelos del alma.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


5 ene. 2016

CARTA A LOS REYES MAGOS

Queridos Reyes Magos:

Por favor, traedme un despertador de conciencia
para cuando se me duerma.
Quiero vivir la vida, despierta.


Ángeles Córdoba Tordesillas ©




INQUIETUD Y LOS TRES DE ORIENTE

Allá va Inquietud, andando por la casa en zapatillas planas. Está a partir un piñón con el Sosiego. A ver cuánto les dura. Poco y menos, seguramente, por el carácter de ella que no es fácil de llevar, en especial los días de fiesta.

Ella más siesa que una polilla extremeña y él, con cara de “me debes una, por lo menos, pero ahora déjame que me echo una siestecita, no me molestes a no ser en caso de incendio”.

Pues estando así el panorama y con el árbol de Navidad por medio, tres mequetrefes, disfrazados de optimismo, entran por la puerta de atrás de la casa, a complicar las cosas, con la excusa de que traen un paquete, cada uno, para la inquieta. Ésta ya comenzando a ponerse nerviosa porque la visita imprevista iba a pisar el suelo recién fregado.

-Yo me llamo Tunante. Y aunque no llevo turbante, soy conquistador de imperios y de mujeres imperiales y, no en vano, te traigo para que se quede contigo el pasado ya desarmado e inofensivo. Vengo por mi cuenta y riesgo, no a través de empresa de transporte y quiero dejar esto. Pero si me das una propinita, me voy mucho más contento.
-Déjalo -Le exhortó Doña Inquietud.- Deja todo lo que quieras y haz mutis por el foro que todavía quedan dos visitantes más y no están invitados a la cena de la próxima Nochebuena. Y de propina no hablemos. No tengo obligación ninguna y cada día me gustan menos.
-Pues aquí estoy yo, feliz y contento y mi nombre es Inverso. Gracias por recibirme, como no me merezco.-dijo, anunciándose a sí mismo, el segundo.-pues me hubiera gustado algo más de agrado.
-Es que si buscabas a Miss Simpatía te has equivocado de hogar ¿Y tú qué me traes, que pueda hacerme una pizca de gracia, la misma que tú no me haces?
-Míralo bien, y sonríe si puedes, tiene sus brillos como la ilusión del presente. Y de éste se trata, precisamente. Trátalo bien y lo que venga, a partir de él, todo bueno será, ya lo verás.
-Te lo agradezco personalmente, porque el Sosiego míralo, ahí está, tirando en el sofá sin inmutarse. Lo mismo le da que vengáis a regalarme o a secuestrarme, en vivo y en directo.
-Muchacha, estoy rezagado por el invierno. Sabes que me gusta tomarme las cosas con calma…-Se justificó el Sosiego, atusándose el bigote.-Y ya que tú estás de pie y para ti son los regalos, pues recíbelos en primera persona del singular y con más interés.
-Y yo soy el tercero y último, espero. Mi presente es mucho mejor que el de ellos. Te traigo de regalo el futuro inminente. Y, por cierto, me llamo Nuncamás.
-¿Es bueno, es malo… es regular?
-¡Mujer, ya lo desenvolverás!

Y así, tal y como vinieron se fueron, los tres que no eran Los mosqueteros, ni Los Comuneros de Castilla ni, por mucho que lo quisieron, los Reyes Magos, pues el oriente del que vinieron está mucho más cercano, lógicamente, que el lejano Oriente.


(El mejor regalo es saber apreciar el presente)


Ángeles Córdoba Tordesillas ©


¿DÓNDE ENCONTRARTE?

El universo y el infinito se terminarán… ¿y dónde iré a buscarte?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


4 ene. 2016

OTRA HISTORIA

He escuchado a alguien cantar a un amor como nuestro amor.
He temblado de felicidad recordándolo.
Nuestras madrugadas, nuestras confidencias, nuestras risas...
Todo forma parte ya de un bello pasado.
Viejos días dejan paso a nuevos días.
He escuchado, a otro, contar nuestra historia en su historia.
Y he temblado de felicidad, recordándote.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Send  in the clowns- Judy Collins

3 ene. 2016

MARGARITAS EN INVIERNO

¿Quién se equivoca el invierno o la flor?
O tal vez no se trate de equivocación alguna...

¿Quién es el responsable de esta locura manifiesta?
O tal vez no sea locura...

Algunos pensarían que ella, por florecer antes de tiempo
y en todo su esplendor, para alegrarle la vida.

Y otros que él,
por confundirla con ese calor imprevisto y acogedor.

¿Y si no fuera error ni locura sino magia pura?

El resultado es que ambos están reunidos
en una primavera inesperada…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


2 ene. 2016

METÁFORA DE LA SOLEDAD

El tiempo es relativo.
Y los espejos, a veces,
reflejos
de lágrimas difusas.

Un día te marchaste
y sentí tantas cosas
que no he podido contarlas
en mil versos escritos.

Dejaste el rastro del silencio
gritando tu nombre
a todas horas.

Y entonces mis oídos
se cerraron, para siempre,
a la locura.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Marc Chagall Pintor francés de origen bielorruso (7-julio-1887/28.marzo.1985)

LLAMADA... DE ATENCIÓN

A veces no hay más remedio que hacer “señales de humor"
para que sepan que sigues vivita y coleando.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

POR UN 2016 LLENO DE AMOR Y DE HUMOR