Desde mi nube y con gafitas

“Érase una vez un Ángel que del Cielo quiso bajar a la Tierra para experimentar lo que era ser humano. Adoptó la forma de mujer. Sólo bajó con lo puesto… unas preciosas gafitas que Dios le había regalado y una nube pequeña, desde donde miraba cada día todo lo que sucedía entre el Cielo y la Tierra. Sólo a través de esas gafitas podía ver nítidamente el mundo y a las personas que vivían en él. Sin ellas se sentía desorientada, perdida, pues todo se volvía invisible e incluso ella misma, ya que ni siquiera podía percibir su propio cuerpo. Esta historia está contada por ese ángel que, a través de la narración de sus peculiares observaciones, intenta representar el mundo que ve.”

Un día agarré mi media nube y mis gafitas (esas que Dios me ha dado) y fui a vivir a un lugar indeterminado entre la metáfora y el surrealismo. Desde entonces, estoy pagando la hipoteca con poemas, cuentos, relatos, novelas, dibujos, pinturas, fotografías… ¡canela fina! y otras especias.

Poco a poco o mucho a mucho, dependiendo del día, estado de ánimo y condiciones atmosféricas, suministraré género del bueno, fabricado a mano, con amor, humor y pasión.

Porque te quiero. Porque todo lo que hago es pensando en ti y con el corazón… de la única forma que sé vivir. Y estoy en ello, dispuesta a seguir haciéndolo con muchas ganas, para que tú lo puedas disfrutar. Ojalá sea así.

30 ago. 2016

COMO TODO HIJO DE VECINO

-¡Ay mísero de mí, ay infeliz…!
-Por el amor bendito, Perico, que voy a tener que llamarte Segismundo, como el de La vida es sueño. ¿Qué te ha pasado ahora? Cuenta…
-He olvidado sacar el tique del estacionamiento y me han metido una multa de no te menees que te pillamos.
-Vaya, pues mira que lo siento. En particular porque trabajo para el ayuntamiento y me gusta dar ejemplo...
-Por eso lo digo, Rosalía. ¿Por qué crees que me lamento delante de ti? Has de eliminarme de esa lista negra y borrar mis antecedentes cuasi delictivos. Y, por favor, que no me tomen las huellas del pico.
-De eso nada, monada, que hemos de lograr desechar la corrupción de esta sociedad, se acabó el tráfico de influencias, el dinero de oscuro proceder, y todo lo demás.
-Me has salido honrada esta esposa mía, ¡ay mísero de mí, ay infeliz!… Me va a tocar pagar, ciento y pico…
-¡Hombre… como todo hijo de vecino!

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


AMOREXIA

Dícese de aquella enfermedad que sufre el que pasa hambre de amor,
obsesionado por "mantener el tipo".

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


29 ago. 2016

COMO EL TUYO

Ando en la misma dirección que la vida.
Y voy encontrándome en el camino
a los compañeros de este juego que es vivir.

Algunos corazones laten
con un sonido diferente, familiar.
Se sincronizan con el mío.
Y es un placer compartir esos latidos.

Yo lo llamo amistad.
Y a ellos, los llamo amigos.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


26 ago. 2016

TODOS UNO

Siendo Uno.
Todos Uno.
Sólo Uno.

Los milagros
se manifiestan
delante de nuestros
ojos.

La enfermedad se aleja
porque no tiene hogar
donde habitar.

Siendo Uno.
Todos Uno.
Sólo Uno.
No hay pobreza.

La riqueza verdadera
mana a borbotones,
de dentro afuera.

El alma se hace grande
y libre y vuela.

Siendo Uno.
Todos Uno.
Sólo Uno.

La paz gana
todas las batallas.
Porque nadie feliz
desea guerras
donde matar
y morir.

Siendo Uno.
Todos Uno.
Sólo Uno.

Reímos
y compartimos
la alegría
de vivir día a día,
con Conciencia

Siendo Uno.
Todos Uno.
Sólo Uno.

Uno,
como el Amor
que nos hace
a todos
UNO.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


CHOQUE DE EGOS

Ya están subidos al ring los dos púgiles:
El Ego número 1 y el Ego número 2.
Ambos competirán por conseguir el trofeo al mayor ego del siglo.
¡Atención, atención! Todos queremos atención...
El que piense que no que levante el dedo, le miraremos y aplaudiremos, ¡cómo no!.
Ya están preparados cada uno con sus guantes de boxeo
Suena el timbre. Comienza el enfrentamiento.
Espero que todos hagan sus apuestas.
Son dos pesos pesados. El que venza... se volverá intocable.
Pobre solitario... del corazón alejado.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


25 ago. 2016

INDECISIÓN

¿Subir o bajar?
¿Entrar o salir?
¿Es el corazón el que debe decidir
o la cabeza la que debe sopesar?
¿Qué camino tomar?
¿Debería lanzarme sin pensar
o pararme a reflexionar?
¿Existe el mañana
cuando el hoy te reclama?
Entre pensamiento y pensamiento
se evapora el tiempo.
Envuelta en dudas e incertidumbre,
entre análisis y consideraciones
se pierde la belleza del momento.
La vida es corta.
¡Y un día, un suspiro!

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Kees Van Dongen. (Holanda. 26 enero/1877-Mónaco. 28 mayo/1968)

21 ago. 2016

EL MALPENSADO

La persona malpensada, siempre buscará algo que criticar.
No importa cuántas veces le demuestres que se equivoca.
¿Para qué dar explicaciones innecesarias?
No le interesa conocerte, en realidad.
Solamente busca confirmar su hipótesis inicial
y no parará hasta conseguirlo.
Incluso, si fuera preciso, aliándose con los que te ofendieron.
Igual que cada junco se inclina
donde pueda cubrirle la sombra del junco vecino,
se arrimará a tu enemigo a escuchar su argumento,
para convencerse, a sí mismo, de que su mal pensamiento
era el correcto.
Con lo cual, mientras no sea consciente de ello,
el malpensado, seguirá siéndolo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


20 ago. 2016

ÉL, AHORA

Él, ahora, se bebe el silencio embotellado.
Congela su corazón para no morir de tristeza.
Ramas secas que arañan el cielo…
donde ya no brotan las estrellas.
Gime y llora,
como niño que no consiguió su galleta.
Ahora él, cuando antes fue ella…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


18 ago. 2016

TRASIEGO ESTIVAL SIN FESTIVAL

Torremolinos, harto de tanto gentío, por el que se sentía acosado cada verano, se cambió de provincia así, de forma repentina y espontánea, llevándose consigo la playa.

Es decir, que en un agosto cualquiera, éste, por ejemplo, se vino a los alrededores de Madrid, trayéndola bajo el brazo bien doblada. Bueno... y también un botijo con tres mosquitos rodeándolo, que todo hay que decirlo.

-¡Señor mío, que no soy el Metro urbano y lo parezco! Es que todos los veranos los mismo... De bote en bote estoy, y no me refiero al Club Náutico. Esto parece cada año la invasión de Atila y los Hunos.

Ahora podemos disfrutar de montaña y de mar, los de mi pueblo, por gentileza de otro, costero, que se cambió de lugar, pues se cansó de que le clavaran tantas sombrillas en su arena fina.

-¡Que no soy un queso gruyère ni quiero serlo, córcholis!-Protestó el emigrante costero.
-Qué delicadeza… -Murmuraron algunos aludidos, hinchando ya sus colchonetas, y con ironía playera.

Después de que Málaga y el resto de la costa mediterránea del sur de España, se encogieran de hombros ante semejante fenómeno tránsfugo-geográfico, otros lugares del país quieren seguir el ejemplo de Torremolinos; al que ahora han apodado cariñosamente Corremolinos, y ya están preparando los bártulos para poder disfrutar de veranos más sosegados. Realmente hay muchos que están desesperados por unas vacaciones largas. Creo que las necesitan, hay que comprenderlos.

En la Comunidad de Extremadura, se están frotando las manos. Dicen que en el último enero, pidieron ese deseo a los Reyes Magos: “Por favor, Baltasar, ni un verano más sin mar”, escribieron en sus cartas.

Y en la zona de Zamora, los alcaldes de algunas localidades ofrecen casa gratis y un año, garantizado, sin pesca, para que se animen los pueblitos de al lado de Corremolinos, o sea, los pueblos vecinos. “Y aquí nada de clavar sombrillas -pregona el alcalde- Pueden ustedes estar tranquilos. Solamente pasearemos descalzos por la orilla y luciremos palmito y, alguna que otra, la parte de arriba”.

Benidorm se lo está pensando…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



8 ago. 2016

INOCENCIA

Inocencia regresa.

Quisiera no saber alguna vez,
lo que pasará mañana.

Borrar de la piel de mi corazón
heridas que terminaron
por cicatrizar en desconfianzas.

Regresa.

Hay muchos nombres propios
por conocer
y muchas horas que compartir.

Trae contigo el amor.
No lo olvides.

En lo más profundo de mí,
todavía creo en tu existencia.

No quiero que el temor
me anide
y albergue en mi interior
a sus crías.

Regresa.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


7 ago. 2016

CALOR TIPO VERANO

Así, a lo fino, podríamos decir que tenía alergia al agua. Y claro, iba a su amiga con la queja de que se estaba derritiendo... Y aún quedaba pendiente el Veranillo de San Miguel.
-Chica, qué calor, no sé si bajar las persianas completamente para dejar la casa a oscuras o suicidarme con un método más económico y ecológico que el aire acondicionado.
-De eso nada. Baja mejor las persianas que luego has de bajar al perro a hacer sus necesidades, el pobrecito no tiene culpa de nada y está antes que tus contrariedades de temperatura.
-Tienes razón, ¡cómo he podido ser tan egoísta! Él lo haría por mí, si procediera. ¡Vamos Rockandrrol, que te pongo la correa e iremos por la sombra y con mis delirios sutiles! Este verano tampoco salimos a la costa. Pero a costa de este calor, perderemos unos gramos de peso por los sudores inevitables de las tardes.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


6 ago. 2016

HECHOS EL UNO PARA LAS OTRAS

(PRIMERA PARTE DE "UNA DE ABANDONOS", A PETICIÓN POPULAR)

-Cariño, que feliz soy contigo y, a ratos, con otra. Sabes que soy un hombre honesto y nunca te engañaría.
-¿Cómo dices? ¿Que andas con otra?
-Bueno, andar, andar… pero sólo a ratos. Mi novia eres tú, que lo sepas.
-Me parece que he tenido ese “honor”, hasta hoy.
-¿Qué quieres decir con eso, mi vida?
-¡Que te dejo, Patricio!
-¿Y eso por qué?, ¡¿qué te he hecho ahora, Amparo?! Ya estás con tus cosas... Es que no termino de entenderte, mujer, a pesar de lo que te quiero. Si estamos hechos el uno para... en fin, ehhhh... ¿Por dónde iba?
-Mira, olvídarme de una vez y para siempre, ¡que no quiero saber más de ti!
-¡Pero, amor, si estamos mejor que nunca! ¿Cómo es posible que me pidas que te olvide? Dame una razón al menos, para que pueda comprenderlo... Amparo, Amparo, Amparooooo... ¡Cuando le cuente esto a Teresa no va a dar crédito!

Ángeles Córdoba Tordesillas


5 ago. 2016

A TU SENTIMENTAL CORAZÓN

Hay calles del interior de cada uno
donde no invita a pasear a nadie.
Rincones en donde se han dejado guardadas
canciones inolvidables.

Ésta es una de ellas.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


4 ago. 2016

3 ago. 2016

PRIMERAS IMPRESIONES

Percepciones y sensaciones,
distorsionadas por prejuicios,
sin conocimiento de causa,
se pueden revelar.

Hacerles caso omiso
o darles importancia capital,
es decisión personal.

Y cualquiera de las dos,
te puede llevar a errar.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


1 ago. 2016

UNA DE ABANDONOS

-Mi novia me ha dejado y sin ningún motivo.
-¿Y no le has pedido que te dé una explicación?
-No atiende a razones ni perpendiculares. No quiere escucharme y dice que ni saber más de mí.
-¡Qué loca de la vida! ¡¿Pero tú no le habrás contado nada de lo nuestro?!
-¡Claro que sí!, pero se ha empeñado en no entenderlo…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



DOS MUNDOS EN UNO

Tú y yo somos dos realidades paralelas.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©