Desde mi nube y con gafitas

“Érase una vez un Ángel que del Cielo quiso bajar a la Tierra para experimentar lo que era ser humano. Adoptó la forma de mujer. Sólo bajó con lo puesto… unas preciosas gafitas que Dios le había regalado y una nube pequeña, desde donde miraba cada día todo lo que sucedía entre el Cielo y la Tierra. Sólo a través de esas gafitas podía ver nítidamente el mundo y a las personas que vivían en él. Sin ellas se sentía desorientada, perdida, pues todo se volvía invisible e incluso ella misma, ya que ni siquiera podía percibir su propio cuerpo. Esta historia está contada por ese ángel que, a través de la narración de sus peculiares observaciones, intenta representar el mundo que ve.”

Un día agarré mi media nube y mis gafitas (esas que Dios me ha dado) y fui a vivir a un lugar indeterminado entre la metáfora y el surrealismo. Desde entonces, estoy pagando la hipoteca con poemas, cuentos, relatos, novelas, dibujos, pinturas, fotografías… ¡canela fina! y otras especias.

Poco a poco o mucho a mucho, dependiendo del día, estado de ánimo y condiciones atmosféricas, suministraré género del bueno, fabricado a mano, con amor, humor y pasión.

Porque te quiero. Porque todo lo que hago es pensando en ti y con el corazón… de la única forma que sé vivir. Y estoy en ello, dispuesta a seguir haciéndolo con muchas ganas, para que tú lo puedas disfrutar. Ojalá sea así.

26 ene. 2017

DESAPEGO

Cuantas menos cosas tengo, menos cosas necesito.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


22 ene. 2017

SIEMPRE SIMPLE

Aventura maravillosa.
Digna de experimentar
en toda su magnitud:
La vida simple.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha, esta misma tarde, con estas gafitas que Dios me ha dado. 

19 ene. 2017

NOSTALGIA

Si uno pudiera alargar el brazo y rescatar del pasado algunos momentos,
traerlos al instante presente, y abrazarlos con la fuerza de los años.
Si uno pudiera cerrar los ojos y pasear de la mano del silencio,
por esas ciudades que ya paseamos...
Contemplar, de nuevo, aquellos atardeceres únicos, sobre distintos ríos y mares…
Si uno pudiera recuperar sonrisas de buenos amigos
que ya se fueron o se perdieron en absurdas incomprensiones
que no llegaron a ser resueltas…
Entendiendo ahora, mejor que entonces,
que en gran parte, de todo lo sucedido, somos nosotros los responsables,
y disfrutando mucho más de esa amistad que nos brindaron…
Sería una preciosa oportunidad para volver a apreciarlos
y ver cómo el tiempo se disuelve en el tiempo.
Y que los resentimientos sólo son cenizas del fuego del olvido,
que ya no queman el alma.
Si uno pudiera revivir bajo un mismo cielo azul, amores pasados y eternos,
y a plena luz del día contar juntos las estrellas…
sin sospechar siquiera que un día ya no estarán con nosotros.
O volver a oler a ese bebé al que llamamos hijo,
y llenó nuestra mirada, como nuestra vida, plena de sentimiento,
con su maravillosa sonrisa y ese aroma a pureza…
Pero lo más hermoso de la vida es que lo que dejamos atrás,
sólo queda grabado en nuestro corazón,
ni siquiera la memoria lo podrá retener para siempre.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


18 ene. 2017

AÑO DE NIEVES, AÑO DE BIENES

Aquí, tiritando de frío.
Todo blanco y gélido paisaje
en gran parte de la península ibérica.
Los planes prosperando.
Todo llega en la vida, cuando llega.
A veces sin esperarlo.
¡Que no se nos congelen los sueños!
Vamos avanzando
y subiendo la cuesta de enero.
Ya queda menos para llegar a la cima
donde aguarda, paciente, febrero.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

Fotomontaje, hecho con estas gafitas que Dios me ha dado.

16 ene. 2017

EM-BALANDO Y EMBALAJE

Son las dos últimas semanas que viviré en este pueblo. 
Quizá no vuelva a encontrarme con un rebaño de ovejas, viniendo de frente por la carretera, en hora punta. 
Tantos momentos hermosos para recordar, tanto amor me llevo… que me siento como el personaje protagonista de Ghost… ¡pero vivita y coleando!

Ángeles Córdoba Tordesillas


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado. 

15 ene. 2017

GARANTÍA PERMANENTE

No hay nada que esté garantizado para toda la vida. Excepto la propia vida.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



14 ene. 2017

PARADIGMA EVENTUAL

Era soltera y con compromisos.

Buena amante para días festivos y de invierno. Todos querían pedirle en matrimonio a la antigua usanza, de rodillas incluso, con anillo a lo película americana. Ella consternada siempre decía “no”, porque prefería mantener a flote sus idilios, y en fila india, sin terminar de rematar por la vía marital.

Nieves no era mujer complicada. Tenía empresa propia y fábrica de relleno de edredones a base de besos. Ya con sucursal en Italia y en Holanda. Mucha demanda en los últimos tiempos; había logrado poner su negocio en lo más alto del panorama internacional.

No tuvo más remedio que abrir franquicias por toda la provincia de Toledo e incluso por la de Teruel, que también empieza por “t” pero termina por ele, ¡hele!.

Y es que tantos los toledanos como los turolenses tienen fama de estar muy necesitados de cariño, sobre todo por las noches, desconozco la razón social de este hecho comercial.

Nieves, más rica que el dueño de mil gallinas ponedoras de huevos de oro macizo, se decidió a viajar a Marte, en globo sonda o gástrico, no lo recuerdo bien, para extender su imperio monetario. Llevó unas cuantas muestras dentro de diez almohadas de IKEA; de ésas que salen baratas.

A los marcianos les pareció buena idea este invento. Todos querían probarlo al mismo tiempo, para comprobar por sí mismos el buen resultado. Pero debido a la escasa cantidad con la que había viajado Nieves, tuvieron que echarlo a suertes.

Uno dijo: “Pues mola mucho este achucho que te despierta con la cara llena de babas pero muy a gusto y el corazón rebosante de cariño, te hace sentir tan feliz como un niño.”

Tras comentarios parecidos de buenas impresiones vividas por sus paisanos extraterrestres, -con sus “me gusta” correspondientes- todos quedaron convencidos de que el producto sería un éxito y le hicieron un encargo multimillonario.

¿Quién iba a decirle a Nieves que, después de viajar a otro planeta, iba a desear quedarse libre, como un pájaro argentino, para dejar un lugar al que habría de ser su marido, y dedicarse en cuerpo y alma a un menda leyenda, con ojos de búho y cabeza verde?

Pero, ya veis, el amor gasta este tipo de bromas sin ser gracioso ni haber nacido para la comedia universal.

Hoy por hoy, Nieves, espera hijo de Hulferundio Zd (con h muda), lo llamarán Hulferundio Zd jr (con h muda, también). Con lo fácil que hubiera sido pronunciar el resto de su vida, por ejemplo, Paco o José, pero claro… estas cosas del corazón se pueden complicar un montón, si uno está más atento al negocio que al flechazo inconsciente. Inconsciente Nieves…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

                        
              Hulferundio Zd
 
Los otros, después de probar las almohadas, con el relleno de besos.

13 ene. 2017

MI LENGUAJE

Hablo con poesía.
A falta de una mirada directa a los ojos.
Hablo con poesía cursi
pero con sentimiento.

Lo que quiero y deseo
lo expreso sin restricciones.
Y pido eso, a lo que creo tener derecho,
sin intrusiones.

Pregunto sin comprometer al otro.
Me lamento, sin ofender a nadie.
Me manifiesto en silencio.

Debato con mi propia mente.
Me alineo con la vida. .

Amo con palabras escritas
lo que no hago
con mis labios ni mis brazos.

Y también lloro con letras y sílabas
por no hacerlo sobre ningún hombro.

Hablo con respeto y poesía.
Y a veces, hasta grito.
Aunque no sepa si alguien me oye.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


12 ene. 2017

EL PRESENTE

Disfruta cada paso que des,
porque el camino de la vida es solo de ida.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado. 

1 ene. 2017

SENTIRNOS BIEN

Mientras estemos vivos, seguiremos riendo, llorando, tropezándonos, cayéndonos, levantándonos….
¡Pero qué bien nos sentimos, cuando nos sentimos bien!


LUCIDEZ

Algún día
te darás cuenta
de que
hasta
lo
ordinario,
es
extraordinario.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

CADA VIDA

Cada vida 
es un espectáculo único.
Una oportunidad de brillar
en el escenario del mundo,
con la mejor sonrisa... interior. 

¡FELIZ 2017!....................¡BRILLA!


Ángeles Córdoba Tordesillas ©