Desde mi nube y con gafitas

“Érase una vez un Ángel que del Cielo quiso bajar a la Tierra para experimentar lo que era ser humano. Adoptó la forma de mujer. Sólo bajó con lo puesto… unas preciosas gafitas que Dios le había regalado y una nube pequeña, desde donde miraba cada día todo lo que sucedía entre el Cielo y la Tierra. Sólo a través de esas gafitas podía ver nítidamente el mundo y a las personas que vivían en él. Sin ellas se sentía desorientada, perdida, pues todo se volvía invisible e incluso ella misma, ya que ni siquiera podía percibir su propio cuerpo. Esta historia está contada por ese ángel que, a través de la narración de sus peculiares observaciones, intenta representar el mundo que ve.”

Un día agarré mi media nube y mis gafitas (esas que Dios me ha dado) y fui a vivir a un lugar indeterminado entre la metáfora y el surrealismo. Desde entonces, estoy pagando la hipoteca con poemas, cuentos, relatos, novelas, dibujos, pinturas, fotografías… ¡canela fina! y otras especias.

Poco a poco o mucho a mucho, dependiendo del día, estado de ánimo y condiciones atmosféricas, suministraré género del bueno, fabricado a mano, con amor, humor y pasión.

Porque te quiero. Porque todo lo que hago es pensando en ti y con el corazón… de la única forma que sé vivir. Y estoy en ello, dispuesta a seguir haciéndolo con muchas ganas, para que tú lo puedas disfrutar. Ojalá sea así.

30 mar. 2017

CUANDO NUNCA VOLVIÓ

No te quedes demasiado tiempo en la espera.
No esperes, olvidada, en el olvido.
Recuerda que el tiempo es impasible.
No olvides, olvidarlo…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


28 mar. 2017

ESTALLIDO PRIMAVERAL

Cuando rebosa belleza, la Naturaleza,
en un estallido de primavera,
rebasa los límites de nuestra imaginación.
Colándose por cada una de las grietas
de esta admirada y fascinada Humanidad.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Preciosa fotografía realizada por Toñi (una amiga mía). 

EL HOMBRE SOLITARIO

Soy su secreto mejor guardado.
Y camina con el motor de búsqueda averiado.
¿Cómo me encontrará si no me escondo de él?
Siempre he estado al lado de su luz.
Y no soy su sombra.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


LO PARADÓJICO

Hay historias sin pasado.
Pequeñas alegrías tristes
y alegres tristezas.
Magia y fantasía invertidas.
Cuanto más crecen son menos fantásticas.
A veces lo paradójico es lo lógico.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


24 mar. 2017

SI NEWTON LEVANTARA LA CABEZA

Cayó la tarde.
Suerte que Newton pudo retirarse a tiempo.
Sin duda pesaría mucho más que una manzana.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


HAY DÍAS

Hay días en los que creces mil años.
En que la claridad se adueña de tu mente
porque el corazón manda.
Y la serenidad te lleva en brazos
hacia delante.
Días que son regalos
llenos de oportunidades
para hacer las cosas de una manera diferente.
Días llenos de magia,
en los que no pasa “lo de siempre”.
Días que te dan la posibilidad de rectificación,
de curar heridas propias y ajenas.
Que te proporcionan una perspectiva distinta al día anterior,
tan amplia de lo que fue y será,
que puedes ver tanto el pasado como el futuro,
porque el ego no extiende su habitual
cortina de humo. 
Días de introspección y revisión.
En que reconoces errores
y tienes la autodeterminación y humildad necesarias
para enmendarlos.
Que te sientes como un recipiente de paz
y sin una pizca de resentimiento.
Días de una fascinante lucidez,
de empatía, de generosidad.
Son esos días en que, verdaderamente,
los has comenzado despierto.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


23 mar. 2017

EL BECERRO DE ORO

Espejismos y espejos.
Imágenes ficticias e irreales.
Guerras, donde uno es su propio enemigo
y no el tiempo.
La naturaleza sigue su camino,
rotunda y contundente.

Belleza fatal.
Efímero valor en alza…
Pasajero testimonio del ego.
Superflua profundidad.
Sociedad irreverente,
donde la gente vale su hermosura
en oro…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


NO DESFALLEZCAS

No desfallezcas.
Por muy árido que sea el paisaje que te rodea.
Siempre tu imaginación lo podrá pintar de verde,
poblarlo de árboles frutales
y bañarlo con un caudaloso río.

No desfallezcas.
Por muy difícil que sea el camino
Toma conciencia de que estar vivo
implica buscar nuevos senderos
para llegar al mejor destino.

No desfallezcas,
por muy adversas que sean tus circunstancias.
La vida es la mejor de todas ellas.

Así estés solo o triste.
Sientas cansancio o dolor.
No desfallezcas.
Que la apariencia de la realidad
no es más que una ilusión pasajera.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


21 mar. 2017

LA SOLEDAD, FINAL FELIZ

El amor es para los valientes.
Los cobardes nos conformamos con la felicidad.

Ángeles Córdoba Tordesillas  ©


DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

La poesía es una Siempreviva.
No tiene esta flor hojas de calendario
Su semilla germina día a día,
con cada verso
Y en cada corazón sensible
abre sus pétalos
y expande su fragancia.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


NO DIGAS QUE NO

No digas que no.
No sabes realmente lo que deseas.

Ya no importa
si también yo lo deseaba,
si lo deseábamos los dos.

Ahora llegó un tercero
y con ascensor al cielo.
Estoy subiendo…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


20 mar. 2017

CON ALAS COMO LAS ALMAS

Dos seres en amor.
Dueños de sus sentimientos.
Nada importa el momento, ni el clima,
ni la peor versión de la vida…
Todo es irrelevante.
Si están juntos, besándose
o volando en compañía.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


19 mar. 2017

LA JEFA INFILTRADA

-Resulta que soy tu jefa infiltrada, de verdad de la buena, de la cadena de zapaterías en la que estás trabajando.
-¡Oh, Dios mío, nunca lo hubiera sospechado, estando por más de 100 cámaras rodeado y con un programa de televisión en antena llamado “El jefe infiltrado”!
-Pues así es. Y me ha encantado tu manera de vender a todo trapo. Eres el mejor dependiente, sin pendiente, que tenemos y a partir de ahora te nombraré encargado. Aunque me hayas dicho,varias veces, que preferirías, incluso, el despido improcedente.
-Pero si ya lo soy.
-¿Encargado?
-Sí.
-Bien, pues a partir de hoy, seguirás siéndolo.
-Bueno, pues qué vamos a hacerle, si no hay más remedio…
-De verdad que eres impresionante, casi un superhéroe, y sin capa, por el trabajo que haces. Tienes mi admiración absoluta. Debo recompensarte por ello, no tengo más remedio, porque tu sueldo no es suficiente para hacerlo.
-Si quiere subírmelo, puede… no pondré objeción alguna al respecto.
-No es necesario ese sacrificio ni por tu parte ni por la mía. Mira lo que tengo previsto: Te pagaré un curso de ortopedia para que te sientas realizado y no estés tan frustrado en las horas de trabajo.
-Ya me lo he pagado. Soy diplomado. Y tengo un máster en zapatería española, realizado en Madrid y otro en Andalucía, por aquello de que anda…
-Vaya, pues otro día será o para otro empleado que no sepa tanto. Y ahora, si abres este sobre encontrarás una sorpresa en su interior, que no te esperas, por eso se llama sorpresa.
-¡¿Dos billetes de tren para Cercedilla?!
-Eso es. Uno para ti y otro para tu mujer; sólo de ida que están caros. Y es un pueblo precioso en el que se respira de maravilla.
-Soy soltero y sin compromiso.
-¡Pues hijo… para algún amigo o para volver tú mismo!
-Bien, ¿quiere decirme algo más o ya es suficiente?
-Me fui verdaderamente satisfecha y con dos números más en los zapatos, que lo sepas. Así que quiero contar contigo, para los restos y las rebajas de enero, y levantar el negocio, como si fuera un rascacielos Y que conste que no es éste un programa de promoción, ni mucho menos. Hacemos televisión de formación y a degüello.
-¿Puedo irme ya?
-Claro, por supuesto. Pero antes, dame un abrazo, amigo-empleado. A partir de ahora, amigos hasta la muerte pero sin derecho a roce.
-Al menos de algo me he librado.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


A MI PADRE

Como un poema sin contenido.
Verso triste sin poesía.
O rima, sin verso que rimar.
Así me sentí con tu despedida.
Pero me dejaste una vida entera
para recordarte
y sentir.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


17 mar. 2017

DIECISIETE DE MARZO

No ha sido hoy día de duelo.
Siempre es un día de maravillosos recuerdos.
De sentimientos.
También aprendí de ti
que tampoco la amistad
termina con la muerte.

Ángeles Córdoba Tordesillas


16 mar. 2017

EL DILUVIO MULTIVERSAL

Que llueva poesía.
En las cuatro estaciones
del alma.

Que nieve poemas
como copos de bienes.

Que caiga sobre la tierra
y, como semillas fértiles,
alumbren felicidad.

Que llueva poesías.
En un diluvio de versos
interminable.

Que llueva tanto
que nos cale hasta los huesos.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


15 mar. 2017

MENUDO PAPELÓN CON PERSONAJE

-Hija te estoy preparando un bocadillo de enjundia para merendar.
-Mami, si sabes que no me gusta ese fiambre esperpéntico…
-Pero Dionisia, tienes que afrontar los conflictos en las relaciones personales de una vez por todas, si no, no madurarás nunca. No sólo de pan nos alimentamos algunos animales... también necesitamos valor y sinceridad.
-Vale, mami, pero por favor úntale un poco de paté a las finas hierbas con capacidad de perdonar, por si acaso…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


ENTRE DOS ESTACIONES

Aunque veas que algunos árboles florezcan,
no confundas el invierno con la primavera…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©




12 mar. 2017

VALS DE PRIMAVERA

Son tus palabras un bálsamo.
Como flores de un almendro
cuya sombra me cubre
y me embriaga de perfume.

Un refugio
en donde me acurruco
y sueño…
con tus manos, con tus ojos,
con tu cuerpo...

Y siento...
que hoy comenzó la primavera
sin terminar el invierno.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

(Magnífica interpretación del Vals de la Primavera, de Chopin, por mi amigo Rafael Montalvo; músico contemporáneo. Todo un honor tenerlo en mi nube)


DESAMOR

¿Y ese minuto de tristeza… 
que podría resumirse en una vida entera?
¿Qué puedo decirte… 
que el silencio no me prohíba?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


10 mar. 2017

TARDE TRÉMULA

En la tarde trémula,
yo trémula.
Trémulo recuerdo.
Sentimiento trémulo.
Todo es trémulo
en la tarde trémula.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


UNA GRAN DAMA

La humildad es una gran dama de costumbres sencillas.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


NECESIDADES VITALES

Hay que ver la cantidad de tiempo que se pierde durmiendo y comiendo.
Y qué poco tiempo nos queda para dedicar a las necesidades vitales, como son:
Meditar, bailar, pintar, leer, escribir, cantar, jugar…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


9 mar. 2017

SE BUSCA

SE BUSCA
Astro Rey.

Ocúltase cada tarde hasta el siguiente amanecer.
Se recompensará a quien consiga capturarlo.
Necesito un sol en mi vida.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



¿GENIALIDAD O BELLEZA?

Acercóse el Insomnio, con afán persuasivo, al oído de la insomne y le susurró:
-Los genios duermen poco, las modelos mucho.
Ella, tras pasar otra noche sin pegar ojo, se levantó decidida a matricularse en alguna escuela de modelos.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©











7 mar. 2017

AMADO AMOR

¿Quién no ha sufrido alguna vez,
un desafío, o desatino, sentimental?

Tirarse de cabeza al abismo.
Amar lo desconocido.
Sentirse atraído por una fuerza,
casi sobrenatural,
que termina con tus fuerzas.

Abnegación.
Absurda inmolación,
por amar el amor.

Magnetismo irresistible.
Magia y fantasía.
Un mundo de ilusión
frente a la realidad del día.

Amores imposibles
que al final, son dolor.

Alguna vez, todos hemos amado
de esta forma inexplicable,
desde el punto de vista de la razón.

Y nunca crees
que sea posible que suceda,
hasta que te sucede.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


4 mar. 2017

EL TIEMPO EN PERSONA Y ENAMORADO

Fue Cronos, llamado también la chispa de la vida o el dios del tiempo, fugaz, a buscar a Penélope, la esposa de un tal Ulises que quedó esperando a que el menda apareciese antes de llegar a anciana.

Como era algo “rata” y no le gustaba ni regalar un segundo chiquito, sin perder un ídem, le puso la miel en los labios a la mujer fiel, diciéndole que pasaría con ella el resto de su vida, si se olvidaba de aquél señor de barba, que se había largado para combatir en cierta guerra. Que sería muy feliz con él y tendrían hijos inteligentes, cuales dispositivos electrónicos.

-Los genes que tengo son de calidad inmejorable -le dijo-  ni destiñen ni encogen… y Saturno, oportuno abuelo, se portará con ellos como un verdadero maestro. Y así usted no vivirá sola que también se merece que la quieran.
-Señor, mire usted, soy una enamorada de mi marido, aunque sé que me ha salido concienciado por la patria, y demás, de una forma exagerada… e imagino que cuando no sea por Troya, será por “troyo” pero no puedo olvidarlo… y aunque nunca vuelva, nada conseguirá que le deje de amar, una vez amado…
-Bien, me ha quedado meridiano que es usted mujer leal y de una pieza. Me alejaré despacio, porque me rozan los zapatos. Me queda todo el tiempo del mundo; dado que soy su dueño y señor y lo manejo a mi antojo, e iré a llorar mi pena a otro lugar donde no llueva. Me gustaba el color raro de sus ojos y esas lagrimitas que le he estado viendo brotar, en estos últimos años que llevo observándola, brillantes como diamantes… Disculpe la molestia y siga usted esperando a ese afortunado lejano… Buenas tardes, noches... dependiendo de la hora a la que el lector nos lea.

(Y a partir de ese día, Penélope comenzó a envejecer)

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


1 mar. 2017

HOUSTON, TENEMOS UN POEMA

Por la orilla de su corazón
se desbordó el amor.
Alguien gritó ¡auxilio!

Todos se aproximaron
para dejarse ahogar
o llevar por aquella corriente,
nunca antes vista ni sentida.
Nadie quería salir ileso.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


SUPLANTACIÓN DE IDENTIDAD

Estamos listos…
Tú lo inalcanzable.
Yo lo imposible.

Cuanto más quiero acercarme,
más me alejo.
Cuanto más cerca te quiero
más lejos te siento.

No sé en qué momento
dejé que una pequeña posibilidad de amor
entrara en mi corazón.

No sé si estoy perdida…
si todavía puedo retroceder sobre mis pasos
o debería continuar caminándote…

El miedo suplanta mi identidad.
La tuya, tiene muchos recursos.
Aprendió fácilmente
el camino de vuelta a casa.

Andamos sin rumbo,
el uno y el otro.
Estamos listos…
¿o tontos?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©