Desde mi nube y con gafitas

“Érase una vez un Ángel que del Cielo quiso bajar a la Tierra para experimentar lo que era ser humano. Adoptó la forma de mujer. Sólo bajó con lo puesto… unas preciosas gafitas que Dios le había regalado y una nube pequeña, desde donde miraba cada día todo lo que sucedía entre el Cielo y la Tierra. Sólo a través de esas gafitas podía ver nítidamente el mundo y a las personas que vivían en él. Sin ellas se sentía desorientada, perdida, pues todo se volvía invisible e incluso ella misma, ya que ni siquiera podía percibir su propio cuerpo. Esta historia está contada por ese ángel que, a través de la narración de sus peculiares observaciones, intenta representar el mundo que ve.”

Un día agarré mi media nube y mis gafitas (esas que Dios me ha dado) y fui a vivir a un lugar indeterminado entre la metáfora y el surrealismo. Desde entonces, estoy pagando la hipoteca con poemas, cuentos, relatos, novelas, dibujos, pinturas, fotografías… ¡canela fina! y otras especias.

Poco a poco o mucho a mucho, dependiendo del día, estado de ánimo y condiciones atmosféricas, suministraré género del bueno, fabricado a mano, con amor, humor y pasión.

Porque te quiero. Porque todo lo que hago es pensando en ti y con el corazón… de la única forma que sé vivir. Y estoy en ello, dispuesta a seguir haciéndolo con muchas ganas, para que tú lo puedas disfrutar. Ojalá sea así.

27 abr. 2017

NO COTIZA EN BOLSA

En expansión.
Como un próspero negocio,
mi corazón.
Con acciones en el tuyo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



25 abr. 2017

DÍA FELIZ

Un nuevo ser ha llegado a nuestro mundo.
De dulce mirada y delicada piel.
Será su fortaleza, su corazón.

Pequeño y hermoso verso,
de un poema inigualable,
que Dios ya ha comenzado a escribir.

¡Bienvenido seas, Martín!

Ángeles Córdoba Tordesillas


24 abr. 2017

BAILAR

¡Dejémonos de palabras y bailemos!
Bailar es volar, rozando el suelo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Voces de Primavera-Johann Strauss

23 abr. 2017

UN LIBRO

Un libro es una puerta al infinito.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


ATMÓSFERA MÁGICA

Hubo una vez un gnomo
que transformaba la bruma del bosque
en atmósfera mágica.
Como él, no hay dos.
Pero no hay nada tan imposible
como un imposible amor.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Ryuichi Sakamoto-Bibo no aozora

22 abr. 2017

MADRE TIERRA

A nuestra Madre
en su Día Mundial
con gratitud.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha, ayer mismo, con estas gafitas que Dios me ha dado. 

19 abr. 2017

LA MENTE, EL CUERPO Y OTRAS CÁRCELES

La libertad solamente existe de barrotes hacia dentro.
Hay tantas prisiones con barrotes virtuales…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

POESÍA DE IDA Y VUELTA

Con todo el amor a cuestas.
Liviana, sin embargo, pues el amor no pesa,
te envío esta poesía, cual boomerang.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Giovanni Marradi-Only you

17 abr. 2017

PARTIDA REPARTIDA, CON SECUESTRO PREVIO Y RESCATE PENDIENTE

Dos rombos para una película de acción.
Tres corazones no están invitados a la fiesta.
Habrían de ser pares o parejas. Aquí no hacemos tríos.
Los tréboles que sean de cuatro hojas.
Las picas ganan. Son siete y van bien acompañadas.
Oigo pasos...
Alguien sube por la escalera de color.
Ahora que estábamos tan comodines...
¿Y dónde has escondidos los diamantes? ¡HABLA!

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


16 abr. 2017

CUADRO SINTOMÁTICO EN EL ÁTICO

Ha entrado una alergia atroz, madrileña, por la ventana de mi casa, vestida de lagarterana, sin haber sido invitada y sin aviso previo, y me ha montado un tinglado de feria urbanística en la nariz que ando con tres clínex en cada dedo.

Le he dicho: “Hija, que no soy La dama de las camelias. Si quieres te canto Alfonsina y el mar, a ver si te vas. Ya que poemas nuevos no tengo, por si los viniste a buscar, o no te los quiero dar; que todo es posible”. Y se la he cantado.

De momento, no sé si habrá sido por haber desafinado entre lo ordinario y lo extraordinario, ha frenado en seco y se ha ido haciendo giros a la derecha o, lo que es lo mismo, piruetas.

¡Alergias a mí!... que les cambio rápidamente las letras de lugar y las convierto en alegrías. Y la tilde se la regalo. ¡Total, por una tilde no vamos a discutir!

Ángeles Córdoba Tordesillas ©




Alfonsina y el mar-Pasión Vega

15 abr. 2017

CLARO COMO LA LUZ DEL MEDIODÍA

Yo no soy lo que tú piensas de mí.
Ni siquiera lo que pienso yo.

Porque no soy mis pensamientos.
Soy la pureza de mi corazón.
Ni más ni menos.

Y lo mismo podría decir de ti.
Pero es mucho mejor que lo descubras tú.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

"Conócete a ti mismo" (Sócrates)


14 abr. 2017

UN “TE QUIERO” NADADOR ES UN PRIMOR

Un te quiero que tenía fobia al agua,
aprendió a nadar de espaldas al mundo y frente a ti.
Ahora quiere aprender el estilo mariposa
para hacerte cosquillas en el estómago…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

10 abr. 2017

CONTIGO Y EN TI

No puedo caerme de tu vida.

Sólo si tus manos me sueltan.
Sólo si tu corazón me expulsa.
Sólo si tu existencia me exilia.

Porque estoy impregnada de tu esencia.
Rodeada por tu halo generoso
de amor y eternidad.

Y aún sin presencia, estoy presente en ella.
Y sin pretensiones de ser otra cosa que lo que soy.
Si lo soy para ti.

No puedo salir de tu vida
si tú no me echas.
Y tampoco soy capaz
de lanzarme al vacío,
si no me empujas.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado. 

5 abr. 2017

MUCHOS AÑOS DESPUÉS

Dos arrieros se encontraron en el camino.
Uno le dijo al otro:

-¿Recuerdas, compañero, que te advertí que nos volveríamos a ver más adelante?
-Lo recuerdo. Y, precisamente, apareces como caído del cielo, pues me vendría genial que me hicieras un favorcito. Tal vez en estos momentos podamos solventar aquello que entre ambos quedó pendiente. Ya que antes no tuvimos tiempo o yo no tuve ganas y se hizo tarde para arreglar lo nuestro. Porque claro, andaba ocupado en otros menesteres y, aunque fueran de poca importancia, no podía entretenerme en conversar contigo amigablemente, aún sabiendo que con ello daría paz a tu espíritu.
-Podría ser, podría ser. Pero si antes era tarde, ahora… imagínate.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


4 abr. 2017

EN UN ABRIL

Y en un abril y cerrar de ojos, se fundió la tarde con la noche.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado. 

CATERINA SE VOLVIÓ "DE ARMAS TOMAR"

Caterina novia exacta,
de puntillas caminaba, rigurosa,
pulcra como ninguna, ni fea ni guapa.
¿Pero qué importancia tiene eso
en estos tiempos?...

Algo despistada para lo cotidiano.
Cariñosa, casi siempre en vano, y mimosa.
Adornada de sinceros sentimientos
que asomaban, tímidamente,
por las ventanas de sus ojos.

¡Ya no juega nadie más con ellos!

Se prometió una noche, llorosa,
mirándose al espejo.

Porque yo no quiero.
Simplemente por eso.

¿Me oyes, amor?...
Es mi voz, no es el viento.
Se acabaron las penas por siempre.
No quiero más que alegrías en mi vida.

Provisionalmente tuya vs definitiva:
Caterina.

Ángel Córdoba Tordesillas ©



3 abr. 2017

DE REPENTE

Y de repente…
Se produce un chispazo entre dos partículas elementales.
Una sinapsis entre neuronas distantes.
Una simbiosis entre dos elementos de distinta naturaleza.
Una explosión.
La atracción entre imanes de polos opuestos.
Revolución en los campos magnéticos.
La araña del tiempo teje su tela y quedamos atrapados.
Bella trampa, si termina en amor.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Luz Casal-Lo eres todo

Y FUERON FELICES…

-¿Quién ha dicho que ponerse los cuernos no es poesía?
Yo lo haré, a partir de ahora, cada día, y te llevaré el desayuno a la cama, vida mía.

Le dijo el toro a la vaca, enamorado hasta las trancas.

-Y los domingos iremos a “El Prado”, a ver los cuadros de los grandes pintores.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

Abre gratis las tardes, de lunes a sábado, de 18:00 a 20:00 h, 
y los domingos y festivos de 17:00 a 19:00 h.


Museo del Prado en Madrid.

1 abr. 2017

UNA ESTRELLA

¿Qué es una estrella?
Una idea luminosa del Universo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


SUEÑOS REALIZADOS

De todos los sueños uno se despierta,
menos de los que se realizan.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Pintura de Marc Chagall.