Desde mi nube y con gafitas

“Érase una vez un Ángel que del Cielo quiso bajar a la Tierra para experimentar lo que era ser humano. Adoptó la forma de mujer. Sólo bajó con lo puesto… unas preciosas gafitas que Dios le había regalado y una nube pequeña, desde donde miraba cada día todo lo que sucedía entre el Cielo y la Tierra. Sólo a través de esas gafitas podía ver nítidamente el mundo y a las personas que vivían en él. Sin ellas se sentía desorientada, perdida, pues todo se volvía invisible e incluso ella misma, ya que ni siquiera podía percibir su propio cuerpo. Esta historia está contada por ese ángel que, a través de la narración de sus peculiares observaciones, intenta representar el mundo que ve.”

Un día agarré mi media nube y mis gafitas (esas que Dios me ha dado) y fui a vivir a un lugar indeterminado entre la metáfora y el surrealismo. Desde entonces, estoy pagando la hipoteca con poemas, cuentos, relatos, novelas, dibujos, pinturas, fotografías… ¡canela fina! y otras especias.

Poco a poco o mucho a mucho, dependiendo del día, estado de ánimo y condiciones atmosféricas, suministraré género del bueno, fabricado a mano, con amor, humor y pasión.

Porque te quiero. Porque todo lo que hago es pensando en ti y con el corazón… de la única forma que sé vivir. Y estoy en ello, dispuesta a seguir haciéndolo con muchas ganas, para que tú lo puedas disfrutar. Ojalá sea así.

31 dic. 2017

LA VIDA SIGUE SU RUMBO

-Mami, ya vas teniendo algunas canas, ¿eh?
-Eso es estupendo…Significa que pasa el tiempo y sigo aquí.
-¡Pues claro!

A.C.T.

30 dic. 2017

FILIFORMES

Nos vaciamos de pasado, de dolor y de sentidos.
Nos hicimos finos, como hilos,
y nos colamos en el alma del otro.
Y luego el mundo reclamaba nuestra presencia.
Pero ya era demasiado tarde…
fuimos abducidos por la magia.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Chet Baker - Almost blue

28 dic. 2017

COMPLOT UNIVERSAL

-Vaya, resulta que hoy cumplo años y no estoy preparado psicológicamente.
-Hay cosas peores.
-Claro que sí, como ganar La Primitiva.
-Por ejemplo.
-Pero es que además de cumplir años, me han tocado trece millones de euros.
-Tremendo.
-Y claro, no sé qué hacer con ellos. No estoy acostumbrada a manejar tanto dinero.
-Lógico.
-Se me junta todo.
-¿Es el Día De Los Santos Inocentes hoy, verdad?
-Eso creo. ¿Por qué lo preguntas?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

EN EL CUADRO

Mi vida sin marco.
El cuadro es el mundo.
La pequeña silueta al fondo
soy yo.

Es el cuadro que no pinté,
el ficticio mundo real
donde habito.

El cielo es la meta.
La tierra es la física.
La pequeña silueta metafísica
soy yo.

La claridad es el sol.
La bruma, la edad.
La pequeña silueta en soledad
soy yo.

La ausencia de color, la mente.
El color, mi corazón.
La pequeña silueta demente,
soy yo.

El blanco es el amor.
El negro, el temor.
La pequeña silueta en grises,
soy yo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


24 dic. 2017

PÁJAROS

Tengo pájaros en la cabeza,
imaginando nuestra historia.
Pájaros en los ojos, haciendo nidos para ti.
Pájaros en las manos, con alas de rocío.
Pájaros en la piel, volando hacia tu piel.
Pájaros en las piernas
que saldrían corriendo a buscarte,
sin que pueda ni quiera detenerlas.
Pájaros en el corazón,
que trinan latidos de amor.
Esos son los más molestos.
No cesan de latir noche y día… llamándote.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Norah Jones-Come away with me. 

23 dic. 2017

ADORNOS NAVIDEÑOS

Adornemos
de paz y tolerancia
el planeta.
Todo el planeta.

Adornemos
nuestras caras
con sonrisas sinceras.

Adornemos el alma
con la alegría
de existir.

Y el corazón
con las luces de
la esperanza
y el amor,

Y dejémonos puestos
estos adornos navideños
durante el resto del año.

Entonces sí,
Navidad será cada día.

Feliz Navidad.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Sarah Connor - Christmas In My Heart

UNA VIDA CORRIENTE

En una de mis vidas anteriores -allá por el año treinta antes de Cristo- fui vendedora de castañas, de culo gordo, también llamada castañera, y diseñadora y fabricante de joyas.

Ésta era la razón por la cual portaba en los dedos de mis abrigados guantes, varios anillos con diamantes y collares de rubíes y otras piedras preciosas, hecho todo a mano y por mí misma. Algo que, inexplicablemente, parecía extrañarles sobremanera a mis clientes. Me refiero a que vendiera en la esquina de mi calle, castañas asadas, adornada con sortijas y collares. Es decir, que fuera "forrada" de esas piezas "joyeriles"-también llamadas alhajas-.

Como todavía no se había inventado la publicidad en los medios de comunicación de la época, aprovechaba a promocionarme mostrando mis creaciones artísticas, mientras daba la vuelta a las castañas con la paleta, para que no se quemaran, cuando las asaba, y hacía los cucuruchos de papel, donde las echaba.

Es curioso pero no recuerdo mucho más de esta vida, solamente que fui feliz y, a pesar de que no me hice rica, pude vivir con cierta holgura y tuve para viajar en burro hasta la China, subidos ambos en globo, claro. Allí aprendí medicina natural; aún retengo, mentalmente, algunas enseñanzas que aplico conmigo misma en la actualidad, y con todo aquél que confía en estos trajines terapéuticos alternativos-también llamados acupuntura-.

No tuve descendencia directa, creo que por falta de tiempo. Así que supongo que serían mis sobrinos nietos los que heredasen mis joyas y el brasero. No tengo ni idea. Bah, no me preocupan estas cosas.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


22 dic. 2017

RECIBIMIENTO FRÍO

El invierno ha llegado.
Y nadie se ha levantado a darle la bienvenida.
Luego le pediremos que nos traiga bajas temperaturas, lluvia, nieve...
como si fuera Papá Noel.
Y nos extrañará que haga caso omiso.

A. C. T.

Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

21 dic. 2017

UNA VIDA FELIZ

Subirán los precios de todo,
para el próximo año,
menos de la felicidad.

Seguirá siendo asequible
a todos los bolsillos.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


༺♥༻ Estoy feliz ༺♥༻ (Snatam Kaur) ਸਤਿ ਨਾਮ

AFORTUNADA

Soy:

"El punto de encuentro
de lo finito y lo infinito.
La gota en el océano.
El océano en la gota". (P.R,)

Y un koala.

A.C.T.

https://www.wopg.org/es/prem-rawat/

TAMBIÉN EN NAVIDAD

Es tan corta la vida y tan hermosa
que no merece la pena
perder nuestro valioso tiempo,
ni dañar nuestra salud,
recordando a aquellos -y aquello-
que no nos aporta alegría.

Yo prefiero dedicar mi tiempo
a ésos, a los que quiero y me quieren,
que me traen una sonrisa al corazón.
Como vosotros.

¡Feliz Navidad!

Ángeles Córdoba Tordesillas


Autorretrato hecho con estas gafitas que Dios me ha dado. 

19 dic. 2017

ASÍ DE FÁCIL

Resulta que “así de fácil” es una de esas frases mágicas que hace que todo vaya mejor. 

Recuerdo, como ejemplo indiscutible, que cuando mi hijo tenía tres años y medio, un día me espetó muy seriamente: 

-Mira mamá, resulta que el abuelo y la abuela van a su rollo. Papá también va a su rollo y tú al tuyo. Entonces, a partir de ahora, yo voy a ir a mi rollo. ¡Así de fácil!

Y desde ese momento, le ha ido siempre bien. 

Yo intento practicar, en la medida de lo posible, el "así de fácil".

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


AQUELLA NIÑA

Dentro, la niña que fui,
que dejó allá, en su mundo infantil,
los sueños de colores,
me canta dulces canciones.

Puedo cerrar los ojos
y seguir siendo esa niña.
Y ver un mundo
en el que todo es hermoso y mentira.

Pero prefiero vivir con los ojos abiertos
y ser una mujer.
No hay sueño tan mágico
que pueda superar la realidad.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Neil Diamond - Girl You'll Be A Woman Soon

QUITAR ESPOSAS

Cuánta energía y salud gastamos
en pensar y hablar de personas que no nos gustan.
Y mientras lo hacemos,
permanecen en nuestra mente y en nuestro presente.
Si alguien no te agrada, suéltalo y se alejará de tu vida.
La única forma de liberarte es liberándolo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



17 dic. 2017

13 dic. 2017

UNA ORACIÓN EN EUSKERA

Cantar es orar.

Ángeles Córdoba Tordesillas


Aita Gurea (Padre Nuestro) Padre Madina/Orfeon Donostiarra

UN DELINCUENTE PELIGROSO

Trepa por la fachada de mi casa.
Entra por la ventana.
Me ata y me amordaza.
Me roba el corazón.
Y encima, feliz, le doy las gracias.
Peligroso delincuente,
dulcemente reincidente...
El amor.


Ángeles Córdoba Tordesillas ©


12 dic. 2017

ESPERANDO LA LLUVIA

Sólo una mujer
que espera.

La niebla cruza la ciudad
en bicicleta.

La lluvia
que no llega.

Las horas silenciosas.
Caminando.
El viento en la cara.
La ansiedad.

Los pensamientos
van y vienen.

No hay prisa para vivir.
No hay prisa para morir.

Todo puede ser mágico.
Depende de uno.
Depende de dos.
Depende de hoy.

Puede ser algo.
Puede ser nada.
Puede ser todo.

Las ideas y palabras
han de cesar.
Y dejar paso a los actos.

La gente se ha parado.
Todo se ha detenido
de pronto.
Ha
comenzado
a
chispear.

Ángeles Córdoba Tordesillas  ©


Sophie Zelmani - Stay with my heart

10 dic. 2017

BUENAS NOCHES

Comprende
que la soledad
ha sido mi compañera.

He pasado a su lado
la mayor parte del tiempo.
Me ha reconfortado, muchas veces,
con sus palabras de silencio.

Su mano fría ha sujetado las mías
trémulas,
en las noches de desvelo.
Y ha secado mis lágrimas,
cuando he llorado mi dolor.

También aprendí
a compartir con ella
mis alegrías,
nunca celosa de éstas.

Y fuimos haciéndonos una,
día tras día.
Hasta no saber
dónde terminaba ella
y comenzaba yo.

Lo siento.
Me he acostumbrado
a no echar de menos a nadie.
Compréndelo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Francesco De Gregori - Buonanotte Fiorellino

FLORES DE INVIERNO

Las flores de invierno
son fuertes.
Hacen frente
a los vendavales
y a otras veleidades
temporales.
Con sus pétalos
delicados
retan al frío y la nieve.
Se protegen del granizo
pesado y lacerante.
No es fácil
sobrevivir
en esta estación del año
y lo saben.
Pero aman la vida.
Y se aferran a ella
con todas sus fuerzas.
Conocen
su verdadera
belleza.
Se resisten a  morir.
¡Quisieran vivir
para siempre!
Las flores de invierno
nacen en diciembre.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Mazzy Star-Flowers in December

SEGISMUNDO Y ELOY

Recibió el regalo de un elefante inquieto fuera del paquete, porque no había quién lo envasara. Por un lado la caja y por otro lado Eloy, que así se llamaba.

Era elefante elegante, más bien elefantito, pues era chiquito, de mirada divertida y radiante, con una gracia natural inconmensurable y sus colmillos más blancos, nacarados y brillantes que la luz de la luna de Buenos Aires.

De la alegría que tuvo al verlo y la emoción, Segimundo, dio un salto tan grande que se quedó enganchado a la lámpara del techo del salón que era de ésas feas, de araña, completamente pasada de moda.

Menos mal que desde el primer momento esa magnífica mascota apreció a su nuevo compañero y enseguida remedió  la situación, rescatándolo de aquél cepo inesperado.

Esto le robó el corazón a Segis; así le llamaré para abreviar, evitándole que se quedara para siempre a vivir, no en un sueño, sino en una pesadilla vil; peor que un anuncio de telefonía móvil… que ya es decir.

Luego ya vinieron las presentaciones, los abrazos y agradecimientos mutuos.

Segis heredó una finca con terreno extenso para el regocijo del paquidermo y éste aprendió a jugar al golf con él. Viajaron por medio mundo y Segimundo practicó el arte de darle a la lengua en idiomas diversos, en verso, que siempre lo había deseado pero nunca tuvo la oportunidad.

Ambos se acostumbraron a la vida animal, como está mandado; ya que animales eran y mamíferos, y la situación lo requería, y en una burbuja transcurrieron sus vidas y su amistad, en la que no permitieron que entrara nadie más. Al menos con fines disruptivos.

El pequeño elefante era amante del cocido madrileño y dos días por semana era el menú que Seguis le preparaba con todo el cariño del mundo. Agradecido por ello, después, con su trompa feliz, el cuadrúpedo, le duchaba a presión, con agua de colores, como si eso fuera la fiesta de Holi, sin necesitar viajar a La India.

Estos dos seres aprendieron a respetarse y quererse como es debido. Le sacaron partido a la risa y no hicieron nunca daño a nadie. Apreciaban de verdad, de forma inigualable, y celebraban, aliento a aliento, el haberse conocido.

Cuando Segis se marchó de este mundo, alguien descubrió la nota, que se había colado bajo su sofá,  que iba acompañando al regalo que aquél día le trajo la vida, a través de una mensajería de transporte urgente, y decía así:

Querido tú:

Ahí va este presente de elefante elegante. Como puedes leer en el cartelito, que cuelga de su hermoso y robusto cuello, se llama Eloy para que te recuerde, día a día, que “el hoy”, es lo único que realmente tienes. Espero que lo cuides como debes y que seas feliz a su lado y así también lo será él.

Al día siguiente de la muerte de Segis, Eloy ya no respiraba. Al final de aquella noche que lo veló, quedó también dormido, tan dulcemente como un niño, a los pies de su cama y para siempre.

Todos pensaron que murió de amor, pues su gigante corazón no pudo seguir latiendo sin ese amigo inigualable que le recibió desde el primer momento, con el alma y los brazos abiertos, después de que él, recién llegado, le librara de aquella espantosa lámpara del salón.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


9 dic. 2017

LOS PELIGROSOS

Los más peligrosos
nunca son los que te dicen a la cara lo que piensan
aunque sea lo contrario de lo que piensas tú.
Sino los que te sonríen, te halagan y te dan la razón,
evitando cualquier tipo de confrontación
y actúan a tus espaldas.

Pero esto ya lo sabemos todos, ¿verdad?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


8 dic. 2017

HABLO DE TI

Hablo de ti con la cortina,
con el ascensor,
con la hoja de un árbol, atenta.
Hablo de ti,
sin parar,
con la farola de la calle,
con el asiento vacío
del autobús.
Y en soledad,
hablo contigo
en un monólogo de sollozos
interminable.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


You and Me... - music Sergey Grischuk

7 dic. 2017

TÚ ELIGES

Sé escribir historias sin final.
Y finales sin historias.
Como la nuestra o el nuestro.
Respectivamente.
Tú eliges.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Pavel Panin - Flash De Amor

UN POCO DE ROMANTICISMO

Un poco de romanticismo
no hace daño a nadie.
Y luego sigamos cada uno
a lo nuestro.
¿Porque de qué sirve
un beso,
una mariposa en el estómago
o una flor regalada?
De nada.
Volvamos a lo práctico.
Que el sentimiento no lo es.
Que ese “te adoro, vida mía”,
que deseas escuchar,
de los labios de "alguien",
alguna vez,
no es más que el estribillo
de una canción
pasada de moda ya.
¿Quién podría creerse
que otro se muere
por tenerte junto a él?
¿Que eres su luna, su sol
o su noche de amor?
Dejémonos
arrastrar por la rutina
fiable e inequívoca.
Ella sí que sabe llevarnos de la mano. .
Y que los sueños sigan vagando
como fantasmas eternos,
alrededor de nosotros,
y a su libre albedrío...

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Adoro-Armando Manzanero

6 dic. 2017

LA BELLEZA

La belleza es
aquello que se cuela en el alma
sin permiso.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


RACHMANINOFF-RHAPSODY

TE LO DISEÑO COMO LO SIENTO

-Me he hecho peluquero de diseño gráfico.
-¿Y eso qué es, Manuel?
-La gente me manda su cara compungida o alegre por Internet y yo les dibujo el pelo que considero más favorecedor y se lo envió de nuevo, Rodrigo. Están felices y contentos todos con mi trabajo de peluquero majo.
-Supongo que es una de estas profesiones actuales que ha nacido con la tecnología como madre biológica, ¿verdad?
-Lógico.
-Por cierto, ¿me podrías cortar el pelo a lo Beatles futuro, vía internáutica?
-No, majo. Todavía hay que esperar para eso, hasta que inventen las tijeras con wifi, por lo menos. Como mucho fotoshop, y vas listo.
-Vaya por dios… ¡para una cosa que te pido!  


Ángeles Córdoba Tordesillas ©


5 dic. 2017

SUEÑOS DE SEDA

Entre mis manos
puedo dar cobijo a muchos de tus sueños.
Incubarlos.
Enrollarlos en un capullo hecho de besos.
Esperar a que les crezcan las alas
e impulsarlos en su vuelo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


¿QUÉ ME PASA, DOCTOR?

-Mire doctor, no he podido acudir a mi trabajo hoy, porque tengo problemas con la movilidad del cuerpo, no sé qué mal padezco.
-¿Qué es lo que no puede hacer, dígame?
-Bailar sevillanas, por ejemplo.
-¿Es usted de Sevilla?
-Pues no.
-¿Entonces, supongo, que podrá sobrevivir sin bailarlas?
-No lo creo pero bueno… Mire, tampoco puedo hacer esto, ni esto, ni esto otro…
-Ya veo, ya veo… Gracias por la exhibición contorsionista que me ha ofrecido in situ, para demostrarme lo que no es capaz de hacer. Le recetaré Antidiximulín Fuerte 500mg, uno cada ocho horas. Y mañana vaya a su trabajo.
-Humm… Entiendo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


3 dic. 2017

EL ROSTRO DE LA LUNA

Tu espléndido rostro,
luciendo
en medio del cielo,
convirtiendo en mágica
la noche.

Qué claras son
tus intenciones,
amiga luna.
Y que algunos piensen
que tienes
una cara oculta…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Fotografía hecha con estas gafitas que Dios me ha dado.

DISCAPACITADOS

Todos tenemos capacidades, discapacidades e incapacidades.
Depende de en qué aspecto, momento, y área de la vida.
Suele resultarnos sencillo y rápido descubrir las discapacidades e incapacidades de los demás.
Descubrir las propias, puede llevarnos toda la vida.

(Día Internacional de las Personas con Discapacidad)

Ángeles Córdoba Todesillas ©

1 dic. 2017

PRESA FÁCIL

Barrotes, tus brazos suaves.
A la sombra de tus besos.
No pediré libertad,
para no alejarme
de tu cárcel de amor.
En la que cumplo condena
por el delito de amarte.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Diana Krall - Sway

FELIZ DICIEMBRE

Ausencia de nubes
en el cielo madrileño,
en este otoño incierto.
Las calles pidiendo lluvia
a gritos.
Y los paraguas, con telarañas,
bostezan.
Frío polar, eso sí,
para comenzar un feliz diciembre.
Y que lo sea, para todos,
es mi deseo.

Ángeles Córdoba Tordesillas


Mi agradecimiento a F.R.M. por "abrigar" a mis gafitas.

30 nov. 2017

LA VIDA... QUE DICEN QUE ES CORTA

Por darle tanto tiempo al tiempo,
se creyó éste con derecho a todo
y se adueñó de su vida.
Hoy por hoy, ya es mañana.
Y apenas se ha enterado de lo vivido.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Yanni - Nostalgia (piano cover)

ADIÓS NOVIEMBRE, ADIÓS

Luna creciente
como las ilusiones
de cada cual.

Ángeles Córdoba Tordesillas


Fotografía hecha, esta misma noche, con estas gafitas que Dios me ha dado. 

29 nov. 2017

AQUELLA CANCIÓN

Solamente Andy Williams la cantaba un poco mejor que tú... papá.
Hoy te la dedico.

A. C. T.


El Padrino - Love Theme en español

A MI PADRE

Ahora soy el silencio.
Ahora soy la paz.
He vuelto a la luz que me dio vida.
He vuelto a la esencia que me formó. 
Me he fundido con el aliento
que habitaba en mí. 
El amor del Padre
me ha acogido en sus brazos. 
Inmensamente bondadoso, 
inmensamente justo, 
inmensamente sabio. 
Ahora estoy en el viento, 
en la lluvia, 
en el amanecer.
Estoy en los corazones
de los que me amáis. 
Ahora, por fin, 
he encontrado el descanso. 
He vuelto al lugar de donde partí
y en donde estaremos reunidos
un día. 
No lloréis. 
Recordadme. 
Sentidme entre vosotros.
Ahora estoy en el silencio. 
Ahora soy libre. 
Ahora soy eterno.  

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

Escrito a la muerte de mi padre, para su recordatorio.

Hay días que son tristemente inolvidables.
Pero siempre se llevan en el corazón, mientras uno vive.
Uno de mis hermanos me pidió que escribiera algo en el recordatorio de nuestro padre.
Que lo tuviera listo para llevarlo a la imprenta un viernes; él partió el martes anterior.
Lo olvidé completamente, con la pena que tenía, pero la madrugada del viernes,
a eso de las cuatro, me desperté, repentinamente, y lo recordé: 
"¡Dios mío he olvidado hacerle la dedicatoria!".
Me levanté de la cama de un salto y me puse a ello.
Entonces me detuve a intentar sentir lo que mi padre me trasmitía.
Lejos de ser tristeza, era paz y alegría.
Él "estaba" bien.
Este poema fue inspirado por ese sentimiento que me regaló
en esas horas posteriores a su partida.
Hoy, comparto este recuerdo con vosotros, con todo mi cariño.
Que tengáis un buen día y una vida feliz.

(Breve biografía al pie de su foto de niño)



Rafael Córdoba Orejón: Periodista, escritor, poeta, guionista de radio, 
caricaturista, acuarelista y diseñador. 
Premiado por dos de sus novelas: El Ridículo y La Otra Herida.
Hombre polifacético y autodidacta, de gran talento. 
Trabajó como funcionario (Jefe de Prensa) 
en la Diputación Provincial de Madrid.  
Nació en Villadiego (Burgos) el 9 de septiembre de 1923. 
Falleció en Madrid, el 29 de noviembre de 1988, de un tumor cerebral. 
Hijo de Lucila Orejón Meléndez (Osornillo-Palencia-2/7/1880) y Pascual Córdoba Pampliega (Burgos-17/5/1877), casados el 1 de agosto de 1906. 
Fue el menor de ocho hijos: 
Trinidad, Emiliano, Manuel, Nicolás, Santiago, Eloína y Milagros. 
Contrajo matrimonio con Ángeles Tordesillas Moreno y tuvieron seis hijos. 
Todos vivos en la actualidad. 

28 nov. 2017

ARTISTAS ESPAÑOLES

Agoniza la obra desprotegida.
Cándida criatura, ignorada, que ingenua
alza su vuelo único en la expresión que resalta.

Necesita admiración, emoción y cobijo.
Ser sentida, acogida, apreciada.

Busca por todas partes, sin mirar a nadie,
un lugar para exhibirse, expresarse.

Un oído atento, un ojo quieto, un tiempo…
En definitiva, un corazón que lata con plenitud.
Que se expanda.

Sólo se sostiene con el vínculo eterno del instante.
Hilo mágico de la inspiración fértil.

Tal vez una huelga de artistas sería conveniente,
para apreciar más sus obras.

Pero como dije una vez:
 “El artista se muere sin el arte”.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Casi todo es nada-Carlos Carrasco Ruiz. 

27 nov. 2017

ANIVERSARIO

No era un lazo rosa.

Era una rosa amarilla.
Y un corazón lleno
de bondad.

A mi amiga Laura.

A.C.T.

DAR A LUZ AL ARTE

El arte llama desde dentro.
No puedes ignorar su llamada.
Empuja con todas sus fuerzas.
Necesita nacerse.
Lo menos importante
es que sea niño o niña.

Ángel Córdoba Tordesillas ©


Emocionalismo (6) Ángeles Córdoba Tordesillas.

25 nov. 2017

SUMERSIÓN

Dijo que me quería.
Y trajo el océano en sus brazos.
¿Cómo iba a negarme
a ahogarme en él?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


LO QUE NO ES AMOR

En una fracción de segundo, la libertad se volvió mansa y sumisa.
"Todo por amor"... Por un amor mal entendido.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



24 nov. 2017

LA PESCADILLA QUE TRAERÁ COLA

-¿Es la pescadilla que se muerde la cola?
-Sí. La misma que no se viste ni calza.
-Somos una productora de cine seria.
-Bien... ¿Y qué quieren de mí, que no lo soy?
-Se presentó usted a un casting hace una semana y hemos decidido que queremos que trabaje con nosotros.a toda costa, y por toda la costa, contrato "permanente" de tres meses, dietas incluidas... para perder peso. Con lo único que tendremos problema, me temo, será con el vestuario.
-Me suele pasar con cierta frecuencia, no le quiero engañar, pero para compensar le diré que sé solfeo.
-Nos podríamos apañar, si sabe dar la nota con su inexistente atuendo.
-Así será y quien no quiera que no mire, pero mis encantos prefieren estar al aire. .
-Sabemos que se muerde la cola pero según parece no se muerde la lengua; como otros pescados que van de frescos y no lo son.
-¡Eso no, nunca! La tengo intacta para soltar las verdades a mansalva.
-Por eso hemos puesto los ojos en usted. Da el perfil. Ha sido, lo mejor que hemos encontrado en ese último casting que le digo.
-¿Y protagonizaré algún filme, de frente o solamente de perfil?
-De perfil y de frente, para que la vea la gente. Y de principio a fin.
-Eso es más complicado... porque ni yo misma sé dónde acabo.
-Eso déjenoslo a nosotros, que sabemos hacer bien nuestro trabajo. Díganos qué le parece, si acepta las condiciones, y sellamos el trato.
-Pues acepto encantada, y mi cola también. Esperen, le paso el teléfono, que quiere darles las gracias. La tengo muy bien educada.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


23 nov. 2017

VERDAD PUNTUAL

Cambiamos por digitales los relojes analógicos.
Mientras el biológico sigue haciendo “tic-tac”.
Hasta que aprendamos a ignorar su sonido.
Entonces seremos libres y jóvenes para siempre.


Ángeles Córdoba Tordesillas ©


21 nov. 2017

LA INVENTORA

Por la noche era inventora, por el día una mujer como otra cualquiera pero más bajita. Su último invento; una batidora de bolsillo, no tuvo demasiado éxito. Ahora tenía entre manos, algo mucho más emocionante y quizá un poco más práctico. No sé si contarlo…

Era un alargador del tiempo en miniatura, para que no ocupase demasiado espacio. Esta idea se le ocurrió después de superar una larga enfermedad que le hizo no poder disfrutar de sus aficiones preferidas, por tener que presentarse a tanta prueba médica como requería.

Montse, también llamada Monte, hija de Rosendo y Elvira, sobrina de Emilia, de Clotilde y de Benita, por parte de padre y…

Pero no nos perdamos en detalles; tal vez tendría que haber omitido tanta información innecesaria, pues el tiempo vuela. ¿He dicho que vuela el tiempo? No hay problema. Le compré un envase con un alargador de esos dentro y ahora mismo lo saco y lo pongo en funcionamiento. Ya está. Volveremos a donde comenzó este cuento. A ver si funciona dicho invento:

Por la noche era inventora, por el día una mujer como otra cualquiera pero más bajita. Su último invento; una batidora de bolsillo, no tuvo demasiado éxito. Ahora tenía entre manos, algo mucho más emocionante y quizá un poco más práctico. No sé si contarlo…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

NO MÁS CANCIONES TRISTES

...Y a partir de ahora, partir, repartir, compartir.
La soledad compartida es algo más dulce que la soledad a solas.
Y nadie deberá morir ni matar la vida.
¿Me oyes?... ¿o estás demasiado lejos, todavía?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


20 nov. 2017

MI ÁRBOL, TÚ

Enajenado el viento.
Que no puede arrancarme de ti.
Ni soplando fuerte.
Y soy hoja.


Ángeles Córdoba Tordesillas ©



19 nov. 2017

PORQUÉ LE QUISE

¿Qué por qué le quise?

Le quise porque vio en mí lo que ninguno visteis antes.
Porque sus brazos eran un mar profundo de sentimiento.
Su risa, contagiosa. Su corazón, el cielo en una noche de verano.
Y juntos, dos niños felices.

Sus “te quiero” formaban un nudo en mi garganta.
Su dolor hacía eco en mi dolor infantil.
Cada beso era un acontecimiento sin igual.

Nuestras soledades se unieron para siempre
en un amor inexplicable.
Vínculo que no soga, como otros amores.

Le quise porque no podía hacer otra cosa que quererle.
Porque cuando me tomaba de la mano, y comenzábamos a caminar,
parecía que íbamos a alguna parte.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Frank Sinatra - Fly Me To The Moon with Lyrics

CONFUSIÓN SIN CONFESIÓN

Confundieron el detector de metales con el de mentiras.
Todo el que pasaba, pitaba.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

18 nov. 2017

EN ESTE TIEMPO

Estamos todos aquí y ahora.
Aprendiendo.
Saldando deudas pendientes.
Recompensándonos.
Experimentando la vida presente.
Amándonos intensamente.
Y el cielo queda esperando…
¡Saluda a cámara, Jorgito!

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


17 nov. 2017

SILENCIO OTOÑAL

Guardemos silencio.

Sobre todo,
no despertemos a las hojas
que ya duerman…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



NADA ES VERDAD NI MENTIRA, TODO DEPENDE DEL DÍA

Jacinto estaba obsesionado con los detalles. Hasta que conoció a Estrella que resplandecía. Parecía un destello, toda ella.

-Estrella, me arrebatas los sentimientos y me subyugas, desde la coronilla hasta el extremo de mis uñas.
-Y sin querer que lo hago, Jacinto.
-Ya lo sé. Pero una cosa te digo, ese rizo de cabello que cae sobre tu frente…
-¿Qué sucede?
-Que no me termina de convencer.
-¿Y eso por qué?
-Te hace parecer egipcia sin serlo o una falsa Estrellita Castro.
-Menudo disgusto que me das, amor mío. Ayer mismo me decías que todo en mí era belleza cósmica ¿y ahora me comparas con una simple estrellita?
-Primor, vamos a ver, no te mentí ayer, porque la pasión que me haces sentir casi me ciega pero hoy, que puedo ser más objetivo con lo que tengo ante estos dos ojos, sin lentes reversibles, no se me pasa por alto este pequeño detalle que no te hace perfecta. Pero consuélate, mujer, que sigo prefiriéndote en mi vida antes que una paella, con lo que me gusta comer…y siendo de Valencia.
-¿Y entonces, todas esas palabras que me dijiste, sobre que tú ya no eras el mismo, desde que había entrado en tu vida, y te había convertido a la fe del amor, eran mentira?
-En absoluto. Eran totalmente ciertas… anteayer.
-¿Y mañana entonces qué me dirás?
-No lo sé. No te impacientes, ya improvisaré. Tal vez me fijaré en tu escote de barca que es demasiado amplio, o en esas caderas anchas a lo portuguesa, o quizá en las arrugas de tu frente que te hacen parecer más vieja. Pero no te preocupes, cariño, que serás la primera en saberlo.
-Muchas gracias, hombre. Todo un honor… Por cierto… ¿Tú tienes espejo?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©



16 nov. 2017

COMPARTIR, NO COMPETIR. COOPERACIÓN, NO COMPETICIÓN.

Nunca me ha gustado que me comparen con nadie ni a nadie conmigo.

Es uno de los problemas de nuestra sociedad. Parece que hemos sido educados para competir en vez de para compartir. Y de la comparación y la competitividad nacen los complejos y las envidias, las malas imitaciones, los plagios... Efectos que nos causan siempre malestar, causando, a su vez, otros efectos nocivos para todos.

Solamente he participado desde que conocí feisbu en un concurso de microrelatos. Esta experiencia fue desastrosa para mí, -sólo tengo malos recuerdos de aquello- a pesar de quedar en primer lugar; contando con el apoyo de muchos de vosotros, por supuesto, cosa que agradezco, algunas amigos (o que tenía como tales) se volvieron enemigos. Otros comenzaron a mirarme con hostilidad, desconfianza, envidia… Y les apreciaba de verdad. Todavía les aprecio, también los trabajos que realizan en la actualidad muchos de ellos. Me produjo tanta pena ver todo eso que pensé: “Esto no es para mí. Una vez y no más, Santo Tomás”.

Desde mi particular punto de vista, las creaciones, en muchos casos, por su grandeza, superan al creador. Me parece impropio de personas con cierta sensibilidad, o que presumen de ella, y a mi juicio bastante inteligentes, que caigan presas en esa red de la envidia, bien tejida por la absurda mente. Una trampa que lleva, irremediablemente, a la insatisfacción personal. Y a decir verdad, creo que todos tenemos alguna capacidad creativa. Lo que sucede es que muchos no la han descubierto aún o no la han sabido desarrollar.

Pienso que entre artistas*, o aquellos que nos sentimos como tales, es ridícula la competición. La competición es propia del deportista pero un artista es sencillamente eso: Un artista. No necesita adjetivo que lo acompañe. Puesto que es alguien que expresa su creatividad no es comparable con la de nadie más.

Siempre me ha fascinado ver, oír, leer, contemplar, las obras de los demás conocer el estilo que les caracteriza. Esto es lo enriquecedor del arte; satisface al autor y al observador. Podría decir muchas cosas sobre este tema que tanto me apasiona.... Verdaderamente es un alimento exquisito para el alma que sabe apreciarlo, sin límites ni condicionantes mentales. Es un auténtico regalo.

Uno de las ventajas que vi en feisbu fue precisamente ésta: Que todos podíamos compartir nuestras creaciones y disfrutar de hacerlo, nutriéndonos mutuamente la inspiración. Y de hecho, he descubierto a tantos grandes artistas y tantas formas de crear que me he quedado absolutamente maravillada. Sin feisbu nunca los hubiera conocido. He sentido un enorme agradecimiento hacia estos artistas que han expuesto, y exponen, sus creaciones, a diario, para que podamos disfrutarlas. Pero también, en este mismo medio, me he encontrado -ingenua de mí- con que no todo el mundo piensa, o siente, así. He visto y sufrido cómo algunos se alejaban a medida que iba mostrando algunas de mis sencillas obras, otros las plagiaban, parecía que cada vez menos personas lo veían como algo que tú regalas para que lo disfruten, si es que tienen algo disfrutable. Cada vez que me han invitado a indicar que me gusta una página de arte, he ido a visitarla y he pulsado ese "me gusta", sin pensármelo un momento, sintiendo orgullo de que otro ser humano realice estas obras, porque estas cosas son las que merecen se compartidas. Sin embargo, cuando he invitado a otros artistas a hacer lo propio con mi página Arte-Ángel, no han querido indicar que les gusta o tal vez no les ha gustado porque han juzgado mis obras como de menor valor artístico (comparación) que la suya. Algunos, incluso, artistas y no artistas, han pulsado el "me gusta" para posteriormente retirarlo (sin palabras me he quedado al comprobar esto). Hace tiempo que no comparto muchas de las cosas que pinto, por ejemplo, para evitar este tipo de reacciones y situaciones.

¿Necesitaremos madurar más en este aspecto? ¿Tal vez feisbu, como otras redes sociales, han aparecido demasiado pronto en nuestras vidas, cuando todavía no hemos aprendido a compartir sanamente?

Nunca me han gustado los concursos, certámenes, en fin, ningún tipo de competición, por esta razón. Pienso que cada uno ofrece lo que tiene para ofrecer. Seríamos más felices si no mirásemos tanto al otro comparándonos con él y nos centráramos en competir con nosotros mismos, recordando que tal vez en un tiempo pasado no éramos capaces de hacer lo que ahora hacemos. La superación llega cuando uno intenta hacer mejor lo que sabe hacer, no cuando está constantemente midiéndose con los demás y frustrándose por los logros ajenos.

¿Qué sentido tienen nuestras obras, si no podemos darlas a conocer, disfrutando compartiéndolas, dejando que otros también lo hagan?

Los dones que cada uno hemos recibido se potencian y desarrollan más y mejor cuando se comparten.

Yo creí que los artistas, por la propia naturaleza que les hace serlo, eran sabedores de esto pero, al parecer, no todos.

La forma de dar lo mejor de nosotros mismos es disfrutar de lo que hacemos sin la presión de si nos van a comparar con los demás o lo vamos a hacer nosotros mismos. Crear, libre y felizmente sin más, como hacen los niños, antes de que les enseñemos a fijarse en si el de al lado hace algo “más bonito” o “más feo”, es el objetivo. Tendríamos que llegar a madurar lo suficiente emocionalmente, como para recuperar esa simplicidad infantil que nos lleve a sentirnos, de nuevo, únicos e irrepetibles, porque lo somos.

Fomentemos la cooperación, no la competición.

Sería maravilloso ser conscientes de que en este mundo hay sitio para toda el arte y la creatividad que seamos capaces de producir. Y bienvenida sea. Es fantástico vivir en un mundo lleno de ella. Gracias a los que seguís haciéndolo sin miedo porque esto os hace y nos hace felices.


Ángeles Córdoba Tordesillas


*Incluyo dentro de este término también a poetas y otros autores literarios.

                                       EL ARTE ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD


Imagen de la Capilla Sixtina. 

15 nov. 2017

PISO QUE NO PISO, NO ES PISO

Un caramelo preso de lengua y dientes en boca humana, jugaba a atragantar al sujeto entretenido entre la impaciencia y la menta.
-Dichoso tú, Anselmo, que tienes el gusto siempre a punto de caramelo y no tiemblas ni por miedo.
-Rita, no me importaría que te apellidaras Hayworth.
-Sabes que me apellido La Cantaora y que no me gusta que con mi apellido hagas bromas.

“Deposite los objetos metálicos a la entrada. Gracias”.

-Qué banco tan bien educado. No me gustan las restricciones, sin embargo.
-Suelta el caramelo en la papelera más cercana que nos toca el turno siguiente.
-Pero si no lleva metal el dulce de leche.
-¿Pero no era mentolado por los extremos?
-Sí, por la otra punta, era de menta no de metal, pero por ésta, de leche dulce y viceversa. Por cierto, ahora caigo en la cuenta de que me he dejado los bigotes en casa.
-Olvida los bigotes y reza que nos toca el turno.
-¿Los siguientes son ustedes?
-Esos mismos y de cuerpo presente.
-Necesitamos piso en propiedad privada. Para público, el parque del barrio… pero el banco que yace allí no nos da crédito.
-Bueno, pues si quieren hipoteca, hablaremos de intereses, es mi tema preferido. Habrá que ponerles anestesia local o total, elijan ustedes.
-A pagar en treinta años, si es posible.
-¡¿Pero qué dicen?!... ¿Cuántos tienen?...
-Ochenta y pico. Entre los dos casi ciento setenta, pero a mí todavía me gusta pintarme las uñas y leer.
-Comprenda que con nuestras pensiones otra cosa no podemos hacer, si queremos comer.
-Hummm… ¿Recuerdan dónde está la puerta, verdad?... No olviden retirar los objetos metálicos que hayan depositado.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Rita y Anselmo, tomándose la vida con calma y en casa de alquiler. 

13 nov. 2017

PROYECTO SERIO

-Dionisio… Mira, vengo a hablar contigo de un tema muy serio que puede que te incumba, porque será un éxito sin precedentes y toda la humanidad se beneficiará de ello. Es el siguiente. Te lo diré al oído que los ojos escuchan en silencio. Y ahora, una vez habiéndote comunicado dicho invento, debes saber que necesito apoyo, confianza, sociedad conjunta y mucha pasta. 
-Filomena, sé que te ha estado dando mucho el sol en la cabeza el verano pasado, porque no te gusta llevar gorra ni pamela, y que te la has golpeado un montón de veces, por pasear con tus propias piernas, por Madrid, sin casco, porque tampoco te gusta llevarlo, ¿pero de verdad crees que merece la pena sacar ese proyecto adelante por la vía cartesiana y financiera?
-Por supuesto. Confía en mí. 
-No sé qué decirte… Yo no soy un portento en los negocios, más bien desastroso, pese a tener cincuenta empresas funcionando óptimamente. 
-Lo sé. Por eso creo que serías idóneo para hacerlo. A no ser que no tengas voluntad para ello. 
-No, por supuesto, no se trata de eso. 
-Ah, pensaba que tal vez… 
-Por otra parte… Si necesitas inversores puede que yo no te sirva tampoco, puesto que estoy financiando siete mil proyectos de otros y a la vez.
-Con éste sería siete mil uno… tú verás. 
-Ya son muchos. Tal vez si me lo hubieras propuesto hace quince minutos… Pero, lástima, hace diez que he cerrado el último trato. 
-Vaya… Comprendo. Gracias por escucharme, Dionisio. Te llamaré más adelante, desde mi móvil con funda de oro, no dorada, subida a mi auto de lujo desde alguna isla del Pacífico habitada solamente por millonetis. Agur.
-Envíame un wasap cariñoso.
-Ejem. Claro, claro, en cuanto tenga tiempo. Pero creo que estaré muy ocupada poniendo en marcha mi proyecto. 

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

Nota de la autora: 
Mi querida Filomena sabe bien que una persona puede sentirse totalmente satisfecha sin necesidad de fundas de oro para el móvil ni viajar a islas del Pacífico, pero que es difícil vivir sin sentido del humor. 


AMOR FUGAZ

Inmediatamente.
Como una estrella fugaz, así de rápido, pasar.
Como el beso soñado antes de despertar.
Como el viento en la cara.
Ser en tu vida solamente una respiración.
Inhalación. Exhalación.Ya está.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Freddie mercury-Love me like there's no tomorrow

9 nov. 2017

LOS GENIOS TAMBIÉN VIAJAN EN BUS

No le gustaba el diseño interior de los autobuses que circulaban dentro de la capital donde residía, por su incomodidad, fundamentalmente. En un trayecto largo y en hora punta, mientras viajaba en uno de ellos, hasta arriba de pasajeros, por afición artesanal y para aprovechar el tiempo, llevando encima siempre el aparejo preciso, comenzó a desmontar todos los barrotes, los asientos, y resto de la estructura, completamente y con esmero.

-Echaos a un lado -pedía a la gente- que enseguida termino y dejo esto la mar de bonito.

Las personas se apretujaron, unas contra otras, más allá de lo acostumbrado a diario, porque Tiziano- que así se llamaba el espontáneo-les inspiraba cierta confianza.

Algunos se resistían al cambio-pero pocos- y murmuraban “¿pero qué está haciendo este tío loco?”.

-De loco nada, señores, soy un artista urbano con criterio y buen gusto y, a partir de ahora, vamos a viajar todos mucho más a gusto. Y tened en cuenta que estoy currando gratis para vosotros.

“Perdón” se disculpó la mayoría que había dudado del individuo en su sano juicio o eso parecía.

-Cuando veáis el resultado opináis u os apeáis, al gusto. -Terminó de decir.

El resultado fue espectacular. El vehículo quedó transformado, por arte de birlibirloque, en un fórmula uno pero colectivo y público. Es decir espacioso y cómodo por dentro, como el salón de una casa, a la par que veloz cual rayo de tormenta veraniega.

Como homenaje de "agradecimiento" al trabajo realizado y no remunerado, la empresa de transporte le ha hecho un monumento en la Plaza del frenopático; allí donde pidieron que ingresaran de urgencia a Tiziano, a las afueras de la capital, hasta donde no llegaban buses de esos, por si acaso.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

7 nov. 2017

CUANDO TE VAS

Me repliego cada vez que te apartas.
El rincón más cálido del mundo es frío.
El cielo es ausencia de azules y lunas.
La calma triste se engrandece de soledad.
Y pierdo el apetito.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Niccolò Paganini Caprice no.24 in A minor

QUERIENDO QUERER

Querer mucho, no significa querer bien.
Querer al otro, como el otro necesita que le quieran, es un ejercicio de paciencia y humildad.
Supone en primer lugar respetarle como individuo, independientemente de la proximidad y confianza que tengamos con él y de si existen, o no, lazos consanguíneos. Esto implica aceptarle como es, sin pretender cambiarle.
No debemos dar nada por supuesto ni esperar que sea una copia de nosotros; pensando y comportándose como lo haríamos en su lugar.
Cada persona tiene sus propias razones, para actuar como actúa y tomar las decisiones que toma, y es improcedente etiquetarlas como acertadas o equivocadas; forma parte de su proceso de toma de conciencia como ser humano y es únicamente responsabilidad suya, no nuestra.
La valoración y el aprecio hacia él, como individuo, es básico y detenerse a conocerle, sin prejuicios, ayuda a consolidar verdaderos lazos afectivos.
Y es importante recordar que amar no da derecho a exigir amor ni a que nos amen del mismo modo. Solamente manifestamos toda la grandeza de nuestro corazón, cuando nos sentimos libres para hacerlo.
Tal vez no nos damos cuenta de que aprender a querer a los demás, nos ayuda a superar aquellos retos que nos hacen mejores personas.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

6 nov. 2017

A SALVO

En mi corazón estarás a salvo,
de todo lo que pueda dañarte, vida mía.

Allí no se desatarán tormentas ni surgirán terremotos.
No habrá fieras salvajes corriendo para devorarte.

Si el dolor acecha, te resguardaré con mi propio dolor.
Y si llega el miedo, preguntando por ti,
encontrará la puerta cerrada a cal y canto.

Nunca dejaré pasar la soberbia, la envidia,
la avaricia, ni el rencor.

No son buenos ni alegres compañeros de juego.
Y tú solamente mereces lo mejor.

Permanecerás ajeno a los males de la tierra.
Y el cielo velará tu sueño, con sus estrellas.

En mi corazón te meceré entre latidos de amor.
En el tuyo, cuidaré de ti por siempre…

Ahora descansa, mi niño,
que hoy el día abrirá tus ojos a la felicidad.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

(A mi hijo)


5 nov. 2017

SOY LUZ

Soy luz.

Los latidos de mi ser,
transformadores
de sentimiento.

A impulsos eléctricos
me comunico
con el exterior.

Para ello  es preciso
que permanezca
encendida.

Se llama Amor
mi interruptor.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


India Arie -I Am Light (Lyric Video)

CADA UNO

Cada uno de nosotros vive consigo y contra sí mismo.
No hay mayor enemigo que nuestra propia mente.
Ni mejor amigo que nuestro corazón.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


4 nov. 2017

BAJO LA LLUVIA

Llueve.
Y ya no es primavera.
Es otoño.

Mojarnos con las gotas
que caen deprisa.
Vivir despacio.

Olvidar
los desengaños.

Compartir
el resto del camino.

Convertir la vida
en un agradable
paseo.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Giovanni marradi-Forever

ERRAR ES HUMANO, RECTIFICAR ES DIVINO

-Qué barbaridad, Ya no puede uno ni suicidarse tranquilo.-Exclamó Ramón, ante el estupor de su mejor amigo, que le encontró rodeado de siete víboras extranjeras, en la bañera, con las venas abiertas y totalmente empastillado.
-Así no vamos a ningún lado, Ramón.
-Yo sólo quiero ir al Cielo, Alejandro. Con eso me conformo.
-¡Que te crees tú eso! Si no cuidas tu vida con todo tu amor, al Cielo no entras ni el día en que San Pedro tenga libre, ya lo sabes. Mira, todo se puede solucionar en la vida, menos el desplomar de un ánimo que quiere dejarse caer.
-Ni la crisis de los cuarenta.
-¡¿Qué crisis de los cuarenta ni qué gaitas?! Eso no es nada. Después de la de los cuarenta, llegará la de los cincuenta, la de los sesenta y todas las que vengan detrás. Benditas crisis. Eso significa que vives.
-Pues viéndolo así… ¿Qué hago con las víboras, ahora? Te están mirando con ojos golosos… y han viajado desde Estocolmo…

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


3 nov. 2017

PARA ELLA

Tres de noviembre.
Buscando recuerdos que no me arañen el alma.
Alguna vez, sin darse cuenta, me dio cariño.
Puede ser que en algún rincón de su corazón
guarde todavía algo de ternura.
La que escondió por miedo a que se rompiera,
dada su fragilidad.
Sé que fue, que es,
una niña indefensa frente al mundo.
Y he sabido que en algún momento
ha pronunciado mi nombre
que es el suyo.
Me conmovió.
"El que no se conforma
es porque no quiere", decía.
Me conformaré con eso.
A estas alturas, esperar algo más
sería totalmente ilusorio.

Ángeles Córdoba Tordesillas


LATIDO A LATIDO

… Y en ese preciso instante, se coló tu sonrisa en mis retinas.
Ya no pude articular palabra.
Desde ese momento, me hice espectadora incondicional de tus silencios.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Chopin, Scherzo No. 2, Martha Argerich 1966

1 nov. 2017

PARECIDOS

Necesitamos alguien a quien querer y que nos quiera.
Y en esto también somos todos parecidos.

¡FELIZ NOVIEMBRE!

Ángeles Córdoba Tordesillas

(Dedicado a mi ahijada M.J.)

30 oct. 2017

DEDÍCAME UNA CANCIÓN

Regálame unas palabras de afecto.
Aunque no estés enamorado de mí
ni sea una mujer hermosa.
También merezco soñar,
después de todo.

Yo me quedo con la letra,
tú puedes irte
con la música a otra parte.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


                                     
Passenger- And I love her

28 oct. 2017

DEDICATORIA A NADIE

Quiero que sepas que nunca me acuerdo de ti.
Y hoy tampoco me he acordado.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Marlen Dietrich-Die Antwort weiss ganz allein der Wind

25 oct. 2017

LA TELÉPATA NATA

Aurelia era una campesina sencilla, vidente por el día, tenía telepatía y encima sabía bailar La Yenka, "izquierda-izquierda, derecha-derecha, adelante-atrás, un-dos-tres".

Su fama llegó hasta tal punto y seguido que en cada lugar, de cada provincia, de cada comunidad autónoma española, hablaban de la telépata y hasta los oídos de la prensa. Todos querían sondearla, para ver si podían averiguar qué tenía en la cabeza, un tal Puigdemont, a través de ella. 

Periodistas de todo el país acudieron a su pequeño pueblo a preguntarle sobre qué pensaba este señor. Supuso que por los acontecimientos actuales, ya que no le habían hecho semejante pregunta nunca antes. Y la buena mujer ni sabía de su existencia, las cosas como son.

-Miren, que no puedo darles una respuesta concreta, no insistan persiguiéndome a todas partes con la alcachofa dichosa. Y perdonen que sea tan poca correcta. Me he criado sola. Soy huérfana de madre. 
-Pero díganos, por favor, ¿qué pensamiento le llega a su sesera de este hombre con presunción de inocencia? ¿Conoce cuáles son sus intenciones? 
-¡Que les digo que no lo sé! Porque escucho un redoble de tambores cada vez que me intento comunicar con él. Tendrán que esperar a que se pronuncie. Y discúlpenme pero tengo un campo entero que atender y unos clientes que esperan.  
-¿Quiere decir que detecta alguna interferencia, tal vez?
-Llámelo como quiera. Pero a veces el cosmos tiene estas ocurrencias. Te interpone un velo de vibración, así como un Telón de acero, y una no capta bien las ondas sonoras de la mente ajena y menos las de los políticos contemporáneos que me hacen un lío las ideas con tanto pensamiento en vano. Otra cosa sería si me preguntaran por Napoleón o Abraham Lincoln. Con ellos sí podría decirles algo pero vamos… en este caso, más callada que un cactus. 
-Lástima, después de haber acudido hasta aquí con esa premura que lo hemos hecho… 
-Otra vez será, estoy segura. Esto no son matemáticas, señores. Alguna vez da error mi don. Pero me sirve para saber cuando me van a cobrar de más en el súper. ¿Y qué quieren que les diga? Para mí eso es más útil. 
-Bueno, por lo menos, antes de irnos, báilenos un poquito La Yenka.
-Ah, eso sí puedo.

Ángeles Córdoba Tordesillas


Aurelia, fotografiada por la prensa, ya harta de la persecución a la que está siendo sometida.

CON TODOS USTEDES, LUISITO

Luisito era tartamudo.
Y le contrataron por horas, como presentador único, para un programa de televisión de gran audiencia.
Imaginaos…
Los tertulianos terminaban de hacerse reproches antes de que a él le diera tiempo a abrir el debate.
Al final de éste, ya habían gritado absolutamente todo lo que pensaban; que ya es decir; hasta la última palabra, mientras él daba paso a la primera publicidad.
Oremos por Luisito. Se dice por los pasillos, de cierta televisión privada, que pudiera ser que no le renovasen el contrato para la próxima temporada, que no son una ONG.
Qué lástima. Y vive de esto… Si ya se lo dijo su santa madre: “Hijo, tú para la tele, no”.
Y que no le haya dado por la moda a este chico, con ese cuerpazo que tiene…
Son estas cosas inexplicables.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©

24 oct. 2017

DE CERO

Y partiendo de cero...
¿El artista creó el arte
o el arte al artista?

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


21 oct. 2017

SILENCIO MUSICAL

Hazme una caricia de silencio.
El ruidoso acontecer del mundo
enmudece mis sentidos.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Jacob Gurevitsch - Lovers in Paris

17 oct. 2017

POR SUS OBRAS LOS CONOCERÉIS

Cuando el hombre se muere se calla.
Menos el poeta, el genio y el artista
que hablan para siempre.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


VORACES INCENDIOS INTENCIONADOS

Lenguas de fuego
Sobre la tierra amada.
Como dragones

Triste desastre.
Por la mano del hombre
tan inconsciente...

Y los lamentos
para la eternidad
de nuestras almas.

Maltratadores
de nuestra propia madre.
Imperdonable.

Cuanta conciencia
todavía dormida
o casi muerta.

Fe y esperanza.
Oración por sus almas.
Y un Aleluya.

Ángeles Córdoba Tordesillas ©


Leonard Cohen-Hallelujah.